Las ilusiones solo se comparten…



Porque "todo" lo que empieza se termina, todo lo que nace, tarde o temprano muere y la inversión de ilusiones a largo plazo te puede dejar una renta pobre.
Y no bastan las ganas para llegar a la meta, la lucha por conseguir los objetivos, que nos marcamos sin darnos cuenta que solo son nuestros y que solo pueden involucrar a los demás de forma voluntaria.
Somos seres humanos y solemos equivocarnos caer mil y una vez en los mismos errores, aun sabiendo que los estas cometiendo, aun sabiendo que se materializaran en cualquier momento.
Porque simplemente a veces la palabras no bastan o incluso son estériles o no llegan y tu mensaje jamás es recogido, dejando una y otra vez tus ilusiones frustradas, muertas e inertes.
El error esta en sembrar esas ilusiones para recoger pronto la cosecha sin abonarlas ni regarlas y querer que los hechos sean como tú imaginas pero las acciones simplemente demuestran lo contrario.
No podemos tapar el sol con un dedo, cuando nos está pegando de lleno y no nos deja abrir los ojos para darnos cuenta que nuestras ilusiones, las forjamos nosotros para compartirlas, nunca para imponerlas.
No podemos cerrar el corazón a lo que queremos sentir, tenemos que dejarnos de estrategias y tácticas para conseguir los objetivos, si para ello necesitamos forzar a los que con nosotros andan el camino.
Porque todo lo que empieza se termina, todo lo que nace, tarde o temprano muere, nunca impondré las ilusiones, aun sabiendo el daño que me estoy haciendo, para no acabar con ese "todo" que en definitiva es mi principal objetivo.

2 comentarios:

  1. Yo también comparto tu misma opinión, amigo Agapxis, la de que "todo lo que empieza se acaba", porque nada hay eterno, nada, ni siquiera nuestra propia vida es nuestra porque somos un mundo alquilado en el que nada nos pertenece ni siquiera nuestra propia vida.

    Lo que no quisiera que se acabara nunca hasta mi muerte son las ilusiones, el tener esperanzas, que aunque, a veces, me desfallezco, cuando mis ilusiones se rompen en mil pedacitos, después, cuando vuelve a pasar el tiempo, y me recupero de esa herida, intento volver a crear otras nuevas ilusiones para llenarme y no sentirme vacía porque la vida sin esperanza, sin ilusión, sería un mundo muerto, y yo quisiera sentirme siempre viva, con ganas de seguir luchando aunque desfallezca, volver a intentarlo.

    Me ha encantado esta entrada, bueno... en realidad, todas las que estoy leyendo me gustan, cada una en su estilo, la de hoy me ha hecho reflexionar.

    Dejé contestado tu comentario, el de la entrada que es tuya, la que te dediqué en mi blog, no he puesto ninguna reseña en ella, por si no te parece bien, pero si tú quieres, te puedo enlazar en la entrada de mi blog, con tu nombre y enlace de tu blog, para que mis amigos lectores vengan a conocer tu rincón, y así tengas muchos lectores que descubran tu preciosísimo blog y te dejen sus huellas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, no se quizás no estaba preparado para esto. yo, que nunca pude pensar que alguien, a parte de que le pudiese gustar lo que escribo, cosa mas o menos lógica, pudiera reflexionar e incluso lo que me parece excelente, porque yo lo hago cuando leo, que es buscar ir as allá, saber cual fue el camino que lo inicio todo y por el que transito el escritor para llegar al punto de lo que estoy leyendo, te juro que a veces es una obsesión que me asusta; también es verdad por otra parte que en la vida soy a si, suelo darle vueltas a todas la cosas, incluso a las mas simples siempre, busco los pros y contras de todo, quizás sea esa manía de buscar el punto medio, el equilibrio de las cosas que me da la vida, parar que los excesos y las carencias se queden compensados.
    Llevo casi cuarenta años escribiendo, sobre todo poesía, ella nació en mi cuando nació el amor y fui escribiendo todos mis sentimientos día tras día, eso esta todo en privado y solo saldrán a la luz cuando yo no este aquí, si alguno de mis hijos las quiere compartir, nunca me considere un escritor, yo tengo mucho dentro para compartir, pero tengo otros limites que voy corrigiendo con el tiempo, soy un apasionado de las palabras, siempre estoy buscando nuevas palabras desconocidas para mi, hay veces que la gente de mi alrededor dicen que para que digo eses cosas tan raras, pero es que es a si, me gusta leer sobre todo poesía casi a todas horas y no tanto como quisiera.

    Lo del blog fue una idea que nació casi sin fuerzas estuvo hay en tierra de nada y al final fui entrando en el "gusanillo" bloguero y cada vez me gusta mas.

    María,creo que eres una persona especial, por lo poco que te conozco tienes toda libertad de hacer lo que te parezca, se que no harías nada que me molestase ya me lo has demostrado en el poco tiempo que nos "conocemos" por estos lares y gracias muchas gracias por esa dedicatoria que me hiciste en tu blog y que yo no se ni como agradecerte.

    Un beso y gracias por este tiempo que te tomas en leerme y con el cual estas emocionando mi ego literario.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.