Papa, yo hago parkour





Esto es lo que oí de boca de mis hijos cuando cumplieron los 13 años; Mi respuesta fue ¿que, que ?¿de qué?, si así me quede, como si me hubiese tragado seis meses de gran hermano en latín; Mi yo empezó a trabajar, pensar, yo conocía infinidad de movimientos subculturales de mi época, punks, rastafaris, Skinheadse,etc pero parkour, parkour quien son estos... nene explícate ¿qué es eso?, respuesta: Yo soy un traceurs trazo caminos urbanos dando saltos, frontflips, backflips, mortales... eee,e ¿cómo que mortales? ¿Qué es eso de mortales?; si aquí me salió el padre primitivo que llevo dentro, al cual le salto la alarma al oír lo de mortales, después de una interesante y lúdica explicación por parte de los muchachos quede orientado en el tema, por lo que después de la explicación volvió lo del padre primitivo y el discurso de, nene que te poder lisiar, tener cuidado que osabais a romper la cabeza y cosas parecidas.
Pero el tiempo fue transcurriendo como suele pasar en estos casos, no le das la importancia que las cosas pueden tener y pese a saber que el parkour estaba ahí, vivía conmigo pero no lo conocía y mi intervención con él se limitaba a simples, llevar cuidado, vais a romperos la crisma, pero sin dar importancia a ello.
Un día hace año y medio sobre las 7 horas de un viernes Parkour volvió a presentarse y esta vez en forma de alarma uno de mis hijos tubo una caída, y se fracturo el radio y el cubito de la mano, un susto que nos hizo correr, y pasar unas malas horas y todo a consecuencia del dichoso paskour; Este fue el punto de inflexión que me hizo ir acercándome a este... como diría, movimiento, deporte, arte, no se puede ser una mezcla de todo.
Fui derecho a informarme sobre el parkour necesitaba información y como cualquier padre del siglo XXI fui derecho al google que es una herramienta muy de nuestros días, joder si no fuese por el google cuantos habria perdidos por el mundo, fue allí donde estreche mi lazos de amistad con el señor parkour y donde también verdaderamente me acongoje más después de ponerme al día en mi relación.
a día de hoy estrechado relaciones con el parkour, conocido como el Arte de desplazamiento, es una disciplina que consiste en moverse por el medio ambiente urbano y natural, utilizando únicamente el cuerpo y superando los obstáculos que se presentan en el recorrido de la forma más armónica, fluida y eficaz posible; El objetivo del Parkour es simple, volver nuestro cuerpo una herramienta útil, el ampliar la perspectiva del cuerpo humano y su capacidad, desarrollar nuevas formas de desplazamiento que puedan servirnos en nuestra vida diaria o bajo alguna circunstancia de riesgo. Incluso como simple arte y superación personal.
También se ha unido un amigo más al círculo el Freerunning, es una variación del Parkour que promueve la creación del movimiento corporal, a través de la creatividad y la libertad individual. Como el Parkour, el Freerunning es una actividad que busca la superación, pero son distintos en tanto que la esencia del segundo radica en la estética y la competición (deporte), y en movimientos gimnásticos y acrobáticos que consisten de rotaciones del cuerpo en el aire, como mortales, frontflips, backflips, wallflips y aerials. Movimientos que, por lo general, restan velocidad y eficacia al desplazamiento, y aumentan el riesgo de sufrir una lesión, por lo tanto más peligro a la vista, como diría mi "viejo" y que le vas hacer...
Después de todo pienso que el parkour es su forma de expresarse, una motivación en estos años que están pasando, una forma de encontrarse a sí mismos y que yo a pesar de saber el riesgo que corren tengo que aceptar sus gustos, su forma de ser, y sinceramente y aunque me cueste reconocerlo desde el fondo soy un admirador más de lo que hacen. Pero sin dejar de ser la conciencia vigilante ( vamos, para entenderse, el padre primitivo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.