Imsomnio


La noche revela el insomnio del sueño, mi soledad disfrazada de amor, mi amor disfrazado de sexo, el sexo disfrazado de compañía, la compañía disfrazada de amistad, la amistad disfrazada de intenciones, las intenciones intentando disfrazarse de lo que podrían ser, de lo que son, de lo que no, de lo que defienden o lo que representan.
La noche es larga y se disfraza de pasión la pasión desborda el deseo y dejando suelto el instinto va decorado el amor, las palabras se pierden, no afloran, dejan paso al silencio que enmascara la felicidad.
El amor una vez más toca a mi puerta, puerta que se disfraza de ventanas, de agujeros estrechos por donde no cabe el corazón. Y mi corazón está ahí, intentándose disfrazar de él mismo para dar toda su vida, quizás para engañar al futuro del temor de perder la compañía, del miedo a sus ilusiones, del abuso de la mente sobre él.
El amor una vez mas me pide olvidar lo difícil de lo cotidiano, se instala en mi corazón disfrazando mi estupidez, diluyendo el rencor, devolviendo sensatez a los miedos que se alejan cada vez mas y mas, para disfrazar al hombre con el disfraz de la tranquilidad; mientras este carnaval se apodera de los sueños para robarle el insomnio a la noche.

1 comentario:

  1. Será suficiente desnudar su voz y quedarme con la luz antes de su partida
    Será suficiente guardar su recuerdo en el pecho abierto que por él sigue latiendo.
    Decir "le extraño" en mis lugares vacíos para volver a ser, llena de él en esta noche cubierta de insmonio.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.