Puedo



Puedo reflejarme en tus ojos
puedo  tu delicada piel oler
disiparme entre tus brazos
y verte como mujer.

Puedo oír susurrar
tus labios, sin parar
también puedo ver
como me dejas morir de placer.
Pudo sentir tu delirio
tus besos sobre mi piel
abandonarme a tu extravío
y rendirme a tus pies.

Puedo dejar mi ser en calma
sobre un nube de emoción
mientras invaden mi alma
las luces de la pasión.

Puedo ver  estallan como sorpresas
adornadas con boleros de Ravel
Sobre noches colmadas de estrellas
hechas de fino y ligero papel.

El sentido de azul se viste
el negro se disipa y pierde
fuiste tú quien me pusiste
sobre la fresca yerba verde.

Dejándome heridas de amor
por donde  se vierte la felicidad
y se pierde el candor
con suma facilidad.

Ahora puedo, en la sublime caída
perder mi indómita fe
y sólo añorar la nostalgia
de lo que no pudo ser, pero fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.