Como Una Nube Blanca



Ayer aparecías en mi pensamiento, como  aquella nube blanca que  va tan sola a la deriva por el cielo empujada por una suave brisa que le da una y otra forma a cada instante, subías tan alta, como aquella que ahora pasa junto a la luna de plata en esta noche tan clara.
Mientras, suena esta preciosa melodía y sus notas me embriagan de recuerdos olvidados como carruseles de imágenes  que dan vueltas buscan su sitio en el balcón de mi memoria.

Suena y suena buscando su sitio posando la dulzura de tu caminar, la profundidad de tu mirada, el olor suave a canela de tu pelo moreno, el suave susurro de tus labios cuando  liberas tus palabras mientras te acercas a mí.
Suena y suena inundando  mis sentidos que te dibujan una y otra vez con la pluma de la imaginación, trazo a trazo te van esbozando  entre mis brazos, mientras agradeces con tu dulce sonrisa cada una de mis delicadas caricias.
Siento el fino tacto de tu piel en mi mano, deleite emocional de calidez y felicidad en lo más profundo de mi existir que se mezcla con el perfume de tu piel que embriaga y emborracha hasta el último centímetro de mi ser.
Ayer eras como la nube  blanca que va tan sola por cielo, tan alta en la noche clara junto a la luna de plata que en sueños subes hasta el cielo y en su caminar acaricia las aguas del mar.
                 Asi eras ayer y asi te recuerdo en esta clara noche de luna plata. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.