Paloma



“Paloma vino al mundo solo para volar”.

Ella nació en un nido en el que no encontró su lugar, creció protegida de su fragilidad, Paloma se llamó y solo quiso poner sus alas a volar.
Creció entre campos de amapolas que no tenían final, rodo en yerba fresca cada vez que quería jugar y en sus primeros años aprendió a vivir con libertad, fue precoz en su aprendizaje e inteligente en encontrar y descifrar cada mensaje que la vida le intento lanzar.
Pero Paloma solo quería poner sus alas a volar; su niñez fue tan corta, que jamás supo si existió, perdió sus raíces familiares tan pronto que ni siquiera madre conoció  y se quedó sola, sola en un mundo que ni entendía ni conocía pero al cual se tuvo que enfrentar y Paloma en el resentimiento para con todos se estableció.
Los años uno tras otros iban pasando y Paloma no volaba, ella se sentía distinta, diferente en su mundo que no le regalaba nada y que  se lo exigía todo, mientras  ella buscaba en su interior para encontrar su sitio que tenia perdido, quería grita, lanzar sus dudas al viento para detener aquella sensación de fracaso que cortaba sus alas y una y otra vez tropezaba  con la propuesta de su corazón que le desviaban su atención.
Y ella quería volar y sus alas mojadas no le dejaban el vuelo levantar; busco compañía para tratar de olvidar, fingió al amor y mintió a sus sueños,  vivió su pesadilla asiéndose a la vida a la que trato de engañar.
Puso hombre en su vida para tratar de aprender a amar, se entregó al amor con los ojos cerrados y el corazón apagado  y solo encontró su instinto maternal en el que se refugió para sus sueños olvidar y otra vez se frustraron sus ansias, sus ansias de volar.
Paloma perdida, dañada en su orgullo quería romper, olvidar la tristeza a flor de piel, las lágrimas sin poder contener, las miradas extrañas le recuerdan su confusión y paloma quiere huir, cortar con su pasado y olvidar el mundo que tanto la había dañado.
Paloma abandona el nido de su vida, para volver a comenzar y Paloma encuentra mujer,  se lanza al amor con toda su alma, rasgando sus miedos ocultos, realizando sus sueños escondidos y Paloma cuentra la felicidad, se realiza en su ansiedad, consigue de una vez por todas, su vuelo levantar.
Al fin Paloma pudo volar, volar y volar en su libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.