Una Vez Oi Decir




“Hylas y las ninfas” John William Waterhouse
Una vez oi decir que existe un lugar donde el sol acaricia tu piel bañando a los hombres de felicidad y en las noches de luna se reúnen en secreto miles de corcheas para jugar, mientras componer canciones que luego tiran al mar.
También me dijeron, que al calor de la hoguera danzan sin parar seis ninfas  para hechizar a los hombres que sueñan sin saber que soñar, sus cuerpos desnudos su encanto sexual, su danza mágica te hacen delirar en sueños vacíos que nunca podrás recordar.
Su belleza constante, su eterna juventud, ninfas  naturales que encarnan en cuerpos hermosos llenos de magia y ritual, con canticos sublimes, deliciosos de escuchar que te harán perderte en una primavera sin final.
Exquisito lecho de arena plata, donde descansas mirando las estrellas hasta dormitar, mientras ellas velan tu sueño y se conjuran al viento que les hace vibrar; hijas de Zeus y Eros que saben jugar con sus largos cabellos del color del mar y  te despiertan del sueño que no debiste soñar.
Nunca debes quedarte solo en ese lugar, pues te robaran la memoria y beberás  en las fuentes del placer, componiendo sonidos al ritmo de mil plegarias que jamás en tu mente podrás dejar de recitar.
Te embriagaras en el olor dela primavera eterna, envuelto en cáliz de felicidad, con paisajes inmensos que vienen y van, rompiendo estructuras elegidas al azar.   
Quien se pierde en este lugar nunca más quiere volver sus pasos a tomar, perdiendo cualquier propósito que sea terrenal y buscara constante en las olas las canciones que las corcheas tiraron al mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.