En Esta Noche Oscura





En la obscuridad de la noche
mi cuerpo te buscaba,
con incitado derroche
y pasión desesperada.

 Y debajo de las sabanas bancas me encuentro con tu espalda,  el recorrido perfecto para apaciguar la inquietud de mis manos.
Y mi dedo en tu columna pasea haciéndose escalofrió, dejando paso a la necesidad que siento, de pintar en tu espalda un soplo de viento que excite tu  atención.
Quiero tocarte y tu cuerpo se estremece anticipándose  a un roce que no llega, perdido de forma desleal en el instante en que mi caricia corre al tacto de tu piel.

 El silencio se desborda,
en un suspiro que te tortura,
finges tu sueño,
percibo tu engaño
y quieta aguardas,
que toda mi hambre
en esta oscura noche
devore tus ardientes ganas.

 Murmuro una promesa detrás tu oído, y un “te quiero” en la oscuridad sigue perdido y siento y percibo que tu engaño se desborda en el preludio de tu excitada ansiedad y mi mano se desliza palpando tu cuerpo y oprimiendo tu cadera, mientras me recuesto en la curva de tu espalda y desnudo la pasión que siente mi alma dejando brotar el sublime calor de tu excitación para que se filtre por los poros de mi piel y caldee mi corazón mientras en la oscuridad de la noche las soledades ajenas se pierden como brumas blancas que se disipan en un amanecer eterno que solo desea parar el tiempo.

 Y te voy amando
mientras los segundos
voy parando,
 y no quiero correr
que llegue el amanecer.

 Lujuria de mi deseo
despertar de Morfeo,
la oscuridad caliente
oculta la entrega inminente.


Mi deseo que en esta noche oscura se convierte en mágica y ternura jugando con tu cuerpo hasta el último suspiro del amanecer, para que con el primer rayo de luz del nuevo día, pueda  ver  el éxtasis de tus labios mientras me piden que te vuelva a amar.

Y seguiré amándote
en esta noche oscura con calma,
y no dejare de amarte
con toda mi alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.