Estoy varado a la orilla de la tarde
esperando tus palabra olvidadas,
esas que me saben tan cálidas
y me acercan a tu borde.

Sé que me esperas en silencio,
con tus pensamientos en vuelo,
como gaviotas en celo,
tras su presa en asedio.

Y yo me aferro en acariciar tu corazón,
en tocar a la puerta de tu firmeza,
sé que hoy estas llena de fuerza
y necesitas mi plena atención.

Sé que tú me anhelas
y anhélate también yo
sé que nos anhelamos los dos
y entre anhelos miradas de amor.

Y me impregnas con tus brazos
y me acoges en tu ánimo
sé que ahora un beso sellara mis labios.
sé que ahora venceré tu íntimo.

Y me dices que las horas
se te harán demasiado cortas,
que las miradas serán largas
y que las distancias habra que estrecharlas.

Sé que el amanecer pedirá permiso
para abandonar tu calor,
sé que abandonare tu lecho,
que distanciare tu amor.

Sé que partiré lleno y saturado
de tus palabras cálidas,
de tus arrumacos y caricias
de tus ojos saciados.

2 comentarios:

  1. Se que la cajita de emociones que guardas en tu interior es grande ALicia, saludos.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.