Un Tequiero En Tu Espalda



Tu desnudez postrada
en sueños sobre sábana blanca,
un susurro de luna pálida,
que entra por la ventana
Imagen de los tesoros de mi cofre
y acaricia cada centímetro de tu espalda,
mi dedo diestro en tu torso
con pulso casi tembloroso,
dibuja a imaginario un te quiero
mientras de fondo suena un bolero,
ritmo de amor y pasión,
mi roce surge en impacto,
tu razón despierta al tacto,
mi distraído pensamiento
se pierde en sensación,
mi labio sabe al salado
de los besos que ayer me habías dado,
tus ojos en los míos clavados,
la rosa roja de tus labios
y arrastrándome al fuego
tus ganas de seguirme el juego,
esa risa que se precipita en tu mejilla
que entra en mi corazón y se apostilla,
como las notas del bolero se abrazan
yo me abrazo al privado de tu cuerpo.
Ya te siento entre mis brazos y entre mi cuerpo, esa piel de nata, ese tacto en seda, ese pétalo de rosa en primavera, un aroma de azucena dulce que me envuelve en desvarió, la locura en tu ombligo escalando la tensión en lucha sin cuartel, yo hombre tu mujer y sin poder  dejarnos de querer.
De pronto la calma,
cada uno aun lado de la cama,
dos alientos trémulos en silencio,
dos miradas que se regalan en aprecio,
dos manos que se buscan,
los corazones que se vuelcan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.