....................................................

La Otra Realidad


Ay días en que te levantas siguiendo el ritmo cotidiano, sin saber que en cualquier instante todo puede cambiar, las situaciones en unos minutos te pueden bajar del pedestal en que habías subido tu vida o por lo menos te llevan a otra realidad que no estabas considerando y que estaba presente y todo ello contigo al margen.  Quizás esa otra realidad se estaba forjando poco a poco en mi interior, en mi forma de ser por los acontecimientos que me rodean que se acumulan en mi con el devenir del tiempo y que se van enquistando como una herida perpetua que te acompaña que no duele pero que se abre en cualquier momento y sangra, sangra tensión esa tensión que portas y que no consideras que no reconoces y que vas derrochando por todos los lados.  Seguramente tu sigues tu ritmo, con tu habitual convencimiento y firmeza, con tu capacidad para afrontar el día a día, pero tu actitud va por otro lado, dejando un legado que los demás van recogiendo sin entender y que seguramente tienen que esquivar constantemente y sigues subido, aislado sin que nadie te baje del pedestal o de la realidad equivocada, pero tu no lo ves, no lo sientes, estas al margen hasta que estalla delante de ti.  La caída te lleva al arrebato, con el cual dejas salir todo no retienes nada, es como si calleras por el precipicio sabiendo que te tienes que agarrar a algo sin pensar lo que es y cuando mas te agarras mas daño haces y te haces; todo fluye sin sentido como si se hubiese roto tu escudo ese escudo protector imaginario que vas construyendo sin advertirlo que ni si quiera sabes que portas, pero tu sigues al margen en tu propia realidad.  Cuando pasa la tormenta como siempre llega la calma, esa calma que te puede ayudar a ver la realidad de la forma que la ven los demás y entonces llega la angustia esa angustia que te invade que te persigue esa sensación de que tu actitud no fue la correcta, mezclada con la impotencia de no haber sabido ver la realidad del lado correcto.  Pero la vida es a si cada día te muestra una nueva lección una nueva experiencia y esta en ti aprenderla darle forma y comprenderla y seguramente la mayor parte de los días pasamos la pagina de la lección sin leer y analizarla pensando que estamos en un grado superior y que no necesitamos saber mas de lo que sabemos.  Yo sé que es muy difícil, que los acontecimientos nos suelen marcar, que las controversias son puntos de inflexión y que el después, no es como el antes por mucho que se quiera, y mas si se cruzan en tu camino sin poderlas prever, pero si ello te lleva a mejorar tu conducta o actitud viendo de la cual nunca debí apartarme y con el convencimiento pleno de que no guardo estigmas que me lastren y sabiendo que mi yerro lo puedo solventar con la firmeza que me dicta mi corazón que nunca pretendió herir.