....................................................

No Podemos Volver



Nosotros ya no podemos volver atrás,
es la vida la que no para de empujar,
es el tiempo que se consume insaciable
bajo las hojas bancas de un almanaque,
que se mutila con heridas cíclicas
que sangran hasta la última gota
de un nostálgico diciembre,
es mejor volver a vivir
persiguiendo el tiempo,
para acompañar las horas,
que pararse en el ocaso del ayer
dibujando recuerdos que ya no volverán,
es mejor poner la mirada en el horizonte
y marcar una sonrisa complacida
mirar a ambos lados
y ver que somos los únicos

capaces de saber hacia dónde queremos caminar.

Imagen:  – Mitch Griffiths
 Bird Of Player -

Atrevido Soñador



Yo no sería un atrevido soñador
si pudiese ser capaz
de partir el mundo en dos mitades,
yo no sé lo que quiero,
solo sé que quiero estar solo,
tan solo que se hagan las horas eternas
y es entonces, cuando se escapan las horas
y quiero escribir versos,
para derrumbar fronteras,
no sé cuáles son las mías,
pero sé que son manías,
esas manías de dividir el mundo
en mitades dobladas,
perfectas y sincronizadas,
para esconderlas debajo de mi almohada,
así tener más cerca
los sueños mundanos,
que nunca consigo
alcanzar con mis manos,
sueños mundanos
para poner en tus manos.

No sé cómo róbale las notas
a una melodía de amor
y regalártelas para demostraste
que todavía sigo amándote,
como aquel primer día
en que invadiste este espacio,
mi espacio interior.

Aquí está el que sueña,
con una flor en la mano,
una lagrima pequeña
y la felicidad en un ramo,
y no es de dolor la lágrima
que riega el ramo,
donde brota la flor
prendida de tu mano
y si es aroma de amor,
que germina en tu mano.

Imagen: Misha BurlatsKy  -coda-

Desnuda



Desnuda te paseas
por los paraísos del tiempo,
enamorándome en las penumbra
callada y quieta
de tu universo paralelo,
como un mensaje escrito
en un libro de hechizos mágicos
y pócimas secretas,
que a sorbos me bebo,
conjurándome al grito
del  arpegio en llamas
en que se convierte
tu cuerpo.

Imagen: Jel Ena   -Burning-

Navegar En Los Instintos



He aprendido a navegar sobre las aguas de tus instintos,
a nadar sobre las vísperas de tus días buenos,
a deslizarme como un huracán sobre las velas de tus deseos,
a subir amarras sobre los contornos de tu cuerpo,
al naufragar con la tormenta de tus  lágrimas,
a echar anclas en las noches de eterna comunión,
he aprendido que hay un mar detrás de tus ojos, esperando
ser surcado por este marinero ilusionado, con la intención de calmar tu soledad.
                                                                                     

Imagen: azureo Wolfdancer.

Ella Y Los Silencios


Ella borda silencios desmedidos,
mientras se derrama
en el purpura de su fuerza,
a grandes remansos de suspiros.



Ella marca silencios a gritos,
palabras con alas heridas
tatuajes en corazón escritos,
mensajes con incógnitas escondidas,
se derraman en lágrimas
vertidas sobre el tablero
de un damero bicolor,
donde los blancos son cálidos
arrumacos de ardor
y los negros,
trágicos melodramas de amor.

Ella busca silencios escondidos
tras los ojos de un hombre perdido,
bajo un cielo interminable
que cubre días insaciables
de espera y esperanza,
se viste con punzadas de lejanía
que cruzan su corazón,
como flechas de melancolía
clavadas en la razón.

Ella recoge silencios en el alma
que guarda en el baúl del corazón,
recuerdos indelebles
que viajan en la canción,
de un despertar de soledades agridulces
iluminadas de realidad.

Ella mira los silencios desojando
los pétalos de la incertidumbre,
sabiendo que el tiempo
consume los te quiero,
que los anhelos se quedan en el corazón
para florecer eternamente.

Ella guarda los silencios de amor
que el vértigo callado de su pecho
ofrece y recoge como lecho
donde para siempre florecerá la flor.

Imagen: Alexander Shubin  -The Glass Bead Game-

Un Rayo



Del propósito envenenado
presto a suplica del deleite
fundí mi aliento entrecortado
bajo el arco radial y sublime
de un rayo de luz aciago
que cruzo mi cuerpo varado
a siete centímetros separado
del vértice geodésico incrustado
en cada uno de los promontorios
de tus pechos ondulados.

He aquí un hombre inmovilizado
cual belleza de mujer deslumbrado
Y te pregunte.
¿De qué profundo cielo vienes
y sobre que abismo tú me sostienes?
Yo no quiero respuestas pospuestas
tengo sed de explorar siluetas
y urgencias cargadas de intención
para pasearme por el jardín de tu tentación.

Mis ojos alcanzaron
tu solsticio de verano,
para llegar al cenit liviano
que descontrolo mi mano,
que fue directa al corazón,
a tu súbito corazón
de ser humano.

Cinco yemas encendidas
de sensaciones transmitidas,
una profunda corriente
de flujo permanente,
que dejaron a este hombre
sumido en la locura,
perdido en la compostura
de un susurro permanente,
por un te quiero permanente.


Imagen: -Moths-  Marta Dahlig

Hay un Alba Esperando



Hay un alba esperando
después de esta vigilia,
donde la noche se hizo
esencia entre tu piel,
tiñendo la placida melodía
sobre los pétalos de tu clavel.

No sé si fuero los toques limpios
de colores que dejo mi pincel,
o los vicios desmedidos
reflejados en el espejo sin bisel,
que imitaban endiablados
los gestos de tu vaivén,
los que dejaron
mis ojos desorbitados
en el abismo de un desierto
de bancas sabanas de satén.

Cuerpos enlazados,
corazón acelerado,
corazones desorbitados.

Perfecto fue recorrer
tu geografía de bella mujer,
aún recuerdo en esta madrugada
donde mi memoria sosegada,
grabo los cielos profundos
de tus encantos desnudos,
perfecta simetría
sin pudor ni cortesía,
saltando las barreras
que protegían tus caderas
con diez yemas encendidas
perfilando líneas subjuntivas,
en el plano imaginario
que libero
la caída de tu vestuario.

Manos decididas
jugando consentidas,
buscando ese momento
que cuando llega
llena de placer el sentimiento
y se va la madrugada
con el placer de tener
tu gracia de mujer
sobre mi piel acurrucada.


 Cada día es un volver a enamorarme, si amaneces entre mis brazos.


Hay Versos Que Huyen


Hay versos que huyen de la vida
y salen de puntillas por la puerta de atrás,
historias en pieles grabadas
con cicatrices profundas,
por el inmaculado olvido concebidas
y se desgarran en el tiempo
como llagas latentes
esperando sutilmente
regurgitar el dolor nuevamente.
                                 
Los glaciares son fríos
y los volcanes calientes
y por ningunos
se arrastran las serpientes

Las horas dan vueltas y más vueltas
desnudando los espantos
que se quedan atentos,
tras las agujas sedientas
de rutinas locas,
sobre senderos circulares
arañas del tiempo
que vacían el alma.

Hay versos que huyen del corazón
y dan vueltas por la galaxia
engendrada en melancolía,
donde se rinden a la condición
de seguir aferrados
a la realidad de mis principios
y dejando que mis sueños
divaguen escondidos
por el camino de las ansiedades,
más sabe el corazón dividido
que jamás serán realidades.



Hay versos que se hacen melancolía,
que te roban el espacio
a cada hora del día,
que navegan por el mar de tu lado
y que sabes que con solo
cerrar los parpados de tus ojos
jugaran coquetos
con los sentidos perdidos
por la tundra de tus sueños.

Hay versos que huyen en secreto
besando el corazón,
que se convierten en anhelos
navegando en tentación.

Solo versos rebeldes,
conjurados,
sublevados,
llenos de incertidumbres,
solo versos que te confunden y huyen.

Otra Forma De Mirar



Yo fui culpable
de pasearme por la vida
tan solo con la sed
de mirar a mis lados,
buscado la sonrisa
pintada en los espacios.
caminaba con la ceguera
de estar siempre fuera,
buscando el mundo de los anhelos
tras los espacios de mis desvelos,
donde la irrealidad de la materia
era felicidad buscada casi con histeria,
yo era un sueño equivocado
en un camino de felicidad
perennemente  descompensado,
hasta que supe entender
que  hay otra manera de ver,
que el espacio no está fuera
si no dentro del ser
ahora mis ojos son profundos
y desde dentro
sienten las cosas del mundo.

El Brillar De Las Estrellas



Tal vez algún día la luz nos despierta
de una noche caminando en soledad
y no vemos las estrellas
escondidas tras la oscuridad.

Lleno está el universo de estrellas
dispuestas a brillar,
más cuando cae la tormenta
pocas consiguen  centellear.

Hay estrellas
que en la noche serena
no parecen brillar,
pero que entre la lluvia
de la tormenta
no cesan de irradiar.

Hay estrellas
que no necesitan brillar
de una manera espectacular,
tan solo lucir a la espera
de que tú las puedas necesitar.

Imagen: Extraida de la red

Hay Algo En Ti



Hay algo en ti, que se me escapa,
eres como la arena blanca
de la playa al atardecer
que jamás logro en mi mano retener,
hay algo en ti, que me hace vulnerable
y me abre el laberinto de tus ojos,
donde viajo,
como don juan pervertido
a los más  inseguro de mí olvido,
con la incógnita de un travieso desdén
que amarga la victoria del valiente,
que lucha por colgarse en la pendiente,
que nace de tu alma y sube a tu mente
y me arrebata
el sentido consciente,
que llora en privado
a minuto pasado,
por miedo a perderte.

Hay algo en ti, que se hace misterio,
allí, sobre tus tiernas mejillas
donde la nieve es carmín,
cuando difumina a sus orillas,
como rosas de abril
en una primavera gentil,
guardan los secretos de un imperio,
que arrastraran en su fragancia
mi duda hasta el fin.

Hay algo en ti que llena
de sueños las noches perpetúas
y hace inmortales mis prisas,
en un vaivén de infinita sonrisa,
donde recibo caricias
de tus manos soñadas,
entre sábanas blancas
de trémula pasión ungidas.

hay algo en ti que me hace despertar
a los instintos dormidos,
salir al encuentro de tus reflejos,
en el más efímero vacilar
del golpe de este corazón,
que late,
mientras se debate,
por conseguir tu adoración.

Hay algo en ti que me envuelve,
que se me escapa,
que me pide,
que me atrapa…

Imagen: -Regard- De  Thomas Saliot

El Destino



Yo encontré dentro de mí
un hombre cerrando
los ojos al destino,
no esperaba nada
del sacrificio olvidado
a la conspiración del alma,
quizás nunca sabré
como seduje mi propio corazón,
pero en algún punto
nació el juramento
de no fallarle
al diario pendiente
del presente inminente
y dejar que el error
se consuma en el pasado
donde jamás deberá  ser auditado.

Y aun que me sigue del pretérito
una loca e ilimitada razón,
de quitar la mirada al destino,
mientras aprendo  a caminar
voy serenando el corazón,
pues yo creo en la intuición
y en cerrar los ojos para andar
por el camino
que el destino,
quiera pisar.

Imagen: -Creation- de Adam Spizak

Ensueño



No me gusta la soledad
que me dejas en la noche,
cuando abandonas mis sueños
y dejas el amor sumido en el más fino los silencios,
el grito encantado de la noche
persigue los pensamientos obtusos
y la mente es ensueño tembloroso
que jadea una y mil veces
incoherentes palabras de desespero,
en un universo
envuelto en papel negro,
palabras que vuelan
y se repiten al golpe del eco
de una conciencia que no engaña
a la soledad perdida en el silencio.

Y me estiro y me retuerzo
y me abrazo a la nada
que se queda encantada,
de la burla alcanzada
cual quimera engañada.

¡Hay soledad maldita
que invades mi sueño,
solo tú sabes
lo que de ella me hace falta,
“el calor que acurruca
mi piel en su espalda
y el lleno infinito
de su alma entre mis brazos.”

Imagen: Serie ensueño de Carlos Humberto Murillo Herrera

Me Escondi En Un Poema



Me escondí en un poema
para ver pasar la vida,
entre versos en cadena
de gloria concebida;
sentí los vientos
arrancar la espoleta
a la pluma del poeta
antes del detonar de sus lamentos
y de puntillas huía
escondiéndome sin parar,
de jirones de melancolía
que encima se me venían;
mire sus ojos,
que como náyades
comenzaron a brotar
silentes y cristalinas,
lagrimas sibilinas,
humedeciendo palabras
que no paraban de rimar.

Me escondí en un poema
para ver pasar la vida
y vi pasar la pena
en una oda de amor subida
sobre  lomos de palabras
de tinta bañadas,
¿quien hace triste
esta historia,
que aun hoy queda
dentro de mi memoria?

Aqui Dentro I



La luz de mis ojos
cerrados al odio,
la calma en mi espacio
de los pensamientos que despojo,
la valentía
de besar la modestia
y pedirle a tus ojos
un reclamo de amor.

Imagen : Caras lanut

Aqui Dentro



Es tan difícil
hablar con mi ilusión...
¿porque no te estas quieta maldita?
sales y entras

me excitas. 

Imagen: De la red

Revoloteos



Danza entre mi mente
como un niña su amor
y apretando fuertemente
la cobijo en el corazón,
la primavera es instante
hace cosquillas a la razón,
de un amor navegante
con alas en el corazón.

Meridianos revoloteos
de aladas mariposas,
soñadoras y luminosas
van y vienen en encrucijadas,
dejando ensimismadas
almas y cuerpos vacíos.

Serena plenitud
de puertas sin cerrojo,
mariposas de bella quietud
entran y salen a su antojo,
batiendo alas al viento,
dejando caricias bordadas,
unas veces con hilaturas doradas
y otras con largas puntadas
que cosen el sentimiento.

Mujer, amor de mi vida
complemento de esta luz ciega,
por tu intuición conocida,
déjame brillar en mi entrega,
para quedarme en ti
y hacerte mi eterna compañera.

Imagen: -Vivid-  -http://ceceliawebber.com/#homeCecilia Webber-

El Gemido



Empezó en el instante
en que nuestras pieles se tocaron,
abatidas por la desesperación
que nos retenía
en la humillante distancia
de una mirada
desesperada,
percibí el escalofrió
que recorría tu cuerpo,
como rayo helado,
por fuego evaporado,
cual si sintieses
necesidad de perderte.

Mire tus ojos
recogerse tras los parpados,
que los prendían con vigor
en un sueño de amor,
en el breve exilio
en que la dulzura
abandono tu cara,
para ser recuperada
por la alegría excitada
de la sensación desorbitada,
que puso mi beso,
pillo y travieso,
más húmedo que nunca
en la orilla tensada  de tu nuca.

Tus manos se cerraron
y a las mías apretaron,
vi tus labio ofrecerse
a la entrada inmaculada
del aire que necesitabas
y en el centro de tu ser
surgió todo el poder,
arrancando en el crepúsculo
un grito mayúsculo,
de sonido indefinido
que exhalaste, en gemido.

Mi fantasia




Hoy he visto mi fantasía perderse en el horizonte de las montañas que imponen mis sueños, sé que la luz se apaga y mi mente, no quiere jugar al juego que tus ojos repiten cada día cuando llaman a mi puerta, cierro los ojos y me lanzo al fractal de colores que mi imaginación crea en la nube de este tiempo de paz, ese que a veces dormita y otras despierta en mí,  como un interjección imprecisa que culmina en preguntas sin respuestas, entre interrogantes secas por un sol que ya no brilla y que se lleva el jugo de mi deseo.
Y me arrastro por la letanía de los pensamientos encadenados que como atroces mártires surgen ante mis ojos cerrados, con la desesperación de construir castillos en el aire donde colgar la fantasía que dibujo en el sueño, para calmar la necesidad de no ser burlado una y otra vez.
Y sabes que mi fantasía es capaz de atraparte, quizás ese es el miedo que te invade a vivir en un mundo donde la realidad levanta sus alas a cada instante para buscar el minuto más interesante, pero yo te ofrezco ser fiel a tu distancia, respetar la luz de tu mirada y un paseo por si… esta mi ilusa fantasía que yo puedo traer a la realidad tan solo para ti.

No me llames iluso por soñar todos los días, mi batalla comienza al despertar, cuando lucho por conseguir que mi fantasía se convierta en la más feliz realidad.


Imagen: T. S. Abe  - Jonesin-

Las Miradas A La Luna



Se gastan las miradas
que habitan en el círculo
del vicio del olvido,
mientras quedan anidadas
las promesas hechas
fuera de sospechas,
tan patética las heridas
que a causa sufrimos,
mientras la vida circulando
se va haciendo añicos.

Por la luna divagan perdidos
pensamientos volátiles
de amores líquidos,
encharcados en tibias sangres
que manchan de escarlata
a  la princesa de plata,
donde acuden las miradas
tiernas y desesperadas
de los que llevan el vértigo
tatuado en el pecho.

Al final los círculos
serán concéntricos
y las miradas
se harán viejas
y la dama luna
desaparecerá en el menguante
de lo oscuro y profundo
de tras de la sombra del mundo,
para guardar las miradas
esas, las viejas y cansadas
que se posaron imaginadas,
convencidas de que la luna
mensajera de la fortuna,
volverá, con la respuesta oportuna.

Imagen: - Moon -  Justyna Kopaniahttp://studiounderthemoon.webs.com/

Tu Conjuro




Dime cual fue tu conjuro
la palabra mágica,
que sin fuerza
derribo este muro,
quizás tu ya lo sabias
como una diosa
de figura prodigiosa,
lanzaste tu profecía
y el hechizo
hirió la carne
y sangro al hombre
que te guardo en el ánimo.

Animo, fue corazón
y la pócima en vaso
a besos se sirvió,
bocas jóvenes
choques de pasión,
diosa en carne desnuda
embriagada
en peregrino deseo,
me induce a beber el veneno,
dulce veneno de tu intención.

Y como un vino letal,
que emborracha a cualquier mortal,
naufrague en el jugo de tus labios
ahogando mis deseos
en las pócimas de tu cuerpo
que en danza y ritual erótico,
perdió el temido vértigo
a caer diluido
en el fondo de tu suspiro.

Y en la noche de tu conjuro
me atrapo la magia de tu corazón
y hoy soy un reo embrujado
a pedir de mi propia condición.

Imagen: -Sweet Caba Flute - Nicholas Garlab

¿Y Tú que Quieres ser?




"Cada persona, en su existencia puede tener dos actitudes: Construir o Plantar.

Los constructores pueden demorar años en sus tareas, pero un día terminan aquello que estaban haciendo. Entonces se paran, observan su obra y se quedan limitados por sus propias paredes. La vida pierde el sentido cuando la construcción acaba.

Pero existen los que plantan. Estos, a veces, sufren con las tempestades, las estaciones y raramente descansan bien. Pero, al contrario que las construcciones, el jardín jamás para de crecer. Y al mismo tiempo que exige la atención del jardinero, también permite que para él...cada día su vida sea una aventura.

Los jardineros se reconocerán entre sí, porque saben que en la historia de cada planta está el crecimiento de toda la tierra."

Paulo Coelho en su libro "Brida"

Como no, cada uno es libre de elegir su actitud para afrontar la vida, seguramente casi todos querrán ser jardineros para plantar, sembrar, mirar en el interior y buscar su fe para seguir ilusionados toda la vida persiguiendo los sueños, las ilusiones, mientras vemos crecer las cosechas, sin caer en el tedio que nos dejaría vacíos una vez terminada la construcción.
Sería tan fácil decir que quiero plantar, llenarme de semillas de sueños e ilusiones, colocarlos en el jardín de la vida y dejar la cosecha en manos de la esperanza, ir buscando primaveras para sembrar y otoños para recoger esa constancia que mantiene vivo al agricultor o jardinero; pero en verdad yo a veces también necesito construir, sufrir con el esfuerzo y el sudor, equivocarme y volver a empezar para dejar algo que me instruya y al mismo tiempo me eduque, formándome como persona, que defina mi forma  de ser y deje una huella que aunque perecedera, sea mi legado; y a veces,  tan solo quiero ser un mero espectador, disfrutar con mis sentidos de lo bueno que hay a mi alrededor observarlo sin la necesidad de moverlo ni cambiarlo, tan solo extraerlo con mis sentidos y disfrutarlo sin que se escape ni el más mínimo detalle.


Total, la vida creo yo, no necesita jerarquías ni arquetipos a los que someternos, tan solo la capacidad y libertad de elegir lo que queremos en su momento.

Imagen: Human Nature - Pierre Doucin a.k.a. Soemone -

Pronuncio



Pronuncio la noche
y se me escapa la luna,
entre las manos se pierde
dos azucenas de vida plena.
Pronuncio tus ojos
y suena la calma
que en el recuerdo oculta
el capricho de tus besos;
pronuncio la música
que envuelve tu cuerpo
y despistada la nota
acaricia tu pecho;
pronuncio el aire
que envuelve tu cabello
y allí está mi mano
para liberar tu cuello
y posar un beso,
pronuncio largo
largo beso;
pronuncio sexo
y allí estamos
jugando con los excesos,
lamiendo los cuerpos
arrancándonos los ojos
entre miradas de deseo;
pronuncio amor
y se para el mundo,
flotan los silencios,
florecen los sentidos,
escucha,
escucha,
tan solo nuestros latidos.

Buscar El Camino



Sentir el miedo a afrontar el camino
saber que la traición y la mentira
están latentes en el sentido
tras los gestos de la vida,
agotándote en el sufrimiento
de realces a minucias
que solo tu adivinas,
en seguro entendimiento.
Buscar la soledad
tras la  injusticia soberana
mientras curas las heridas de la verdad
entre bambalinas de serenidad plana.
Callados silencios
en los que se refugia tu alma
para buscar la luz de tu magia
y la seguridad de tus actos,
saber que las lagrimas
fortalecen el corazón
y que las alegrías
no saturan la acción.
Y entender que en el camino
los ojos se cierran
a lo que es evidente,
pero el corazón sabe siempre lo que siente,
que la fe se expande en seguro,
asentanda en la confianza
y vestida de amor puro.

“Solo el hombre que cree en sí mismo
es capaz de encontrar el camino”

imagen: -Winter Soldier- Sam Weber

la Otra Luz



De tanto buscarme por los caminos
me pierdo en los rincones nuevos,
que todavía desconocen mi interior
aquellos a los que nunca llega  el color.

y es que la luz va sin prisa
midiendo a la pluma sus palabras,
quitándole espacio a las sombras
para vestir el desnudo de un renglón sin nada.

y sucede que el espejo me devora
entre granos de sílice trasparente
y me muestra en primicia
la luz que me acaricia tibiamente.

y los ojos vacían mi propia mirada
de los gestos que me siguen constantes,
tal vez a la desesperada
por salir de la injusta sentencia condenada.


quiero sentir el crujido del cristal
como el rugir de la libertad,
escapar de la luz, buscar otra claridad
por la que no dejarme atrapar.

claridad que será serenamente concebida
mientras la pluma se vacía,
en un orgasmo de tinta ensombrecida

eyaculando la felicidad reprimida.

Imagen: " Alfonso fernandez
Aunque de frente pero distintos" -

De Par En Par Salieron

De par en par salieron las palabras,
que difícil ser ave y pequeña
cuando vuelas en una tormenta
que te lleva a la deriva
suspendido en el epicentro;
después de una primavera
miras el bosque
y todos juegan a ser príncipes
de la bella sabiduría,
pero el que consume el invierno
sabe que bajo el cielo
incrustado de nubes todos tragamos dignidad.

Y las palabras salieron de par en par
y los versos cosiendo la boca,
que regurgitan  metáfora,
que los sabios contemplan
en tenue ignorancia,
y los pájaros se mojan
con la fuerza de la lluvia
y en el pico se llevan
la música de la poesía.

y como dijome alguien importante:
“nadie es perfecto, pero somos especiales para alguien y eso es lo que cuenta”





Abacos De Sueños



Ábacos de sueño con varillas de acero,
mares de duda desbordadas
por tormentas desordenadas,
los escalofríos tejiendo escaleras
y erizando sobre la piel el bello.

Cuentas que corren y se detienen,
cuentas que son y se mantienen.

Ojos constantes y amables
expuestos a una perfidia,
de una confusión que insidia
los pretéritos dominantes.

Ojos prendidos de enigmas
expuestos a esperar decisiones,
disparos mortales de ilusiones
que hieren las verdades supinas.

La soledad transita interminable
para asirse en eterna compañía,
vela quemando el corazón que confía
cruzar el puente del destierro insoportable.

Ábacos de sueños con cuentas titilando 
y el yo, expedido en profecía,
desnudo en el infinito del día
y en el refugio de la noche amparado.

Las espirales se acostumbran
a vivir en la desolación,
peligrosamente rehúsan la conclusión
que los miedos acechantes se llevan.

Ábacos de sueños que embriagan la mente
viajan en el tren sin retorno,
directos al país del soborno
donde los errores son cuentas pendientes.

ya no quiero dar cuentas a la vida
si para ello tengo que pagar con decisiones,
que rompen el corazón a borbotones

y se lleva mi cordura dividida.

Niños Y Hombres



Mientras los niños no crecen,
los hombres no hablan
y las olas de juventud se fijan
sobre las arenas del alma,
posando los recuerdos que nunca perecen
en los rincones que nadie alcanza,
mientras en los campos de esperanza,
se matizan experiencias
y el niño se destierra
en busca de consuelo,
posando los pies
a ras del suelo.

Niños fuimos, unos días bellos,
éramos inocentes,
brillantes diamantes,
por pulir sus destellos.
Ellos
quieren crecer,
que son ellos
si no niños a la espera,
de deseos incendiados,
de ser hombres sin primavera.

Mientras los niños no crecen,
los hombres desesperan,
entendiendo los vientos que llegan
y a la memoria entumecen;
sayal de vida que espero,
tras la espalda camina por sendero
y el ocaso se presenta postrero,
que en pasos el final será certero.


"Quien más anhela la experiencia antes se prepara para dejar un legado"

A Momento II



Y he aquí el deliro
de un fuego que me consume en sueño,
concedido en la cobardía
de una experiencia
en carne propia,
donde la sombra de la noche
consumida por la llama,
me cuelga
en los bancos de arena
de un reloj que se derrama,
mientras mantengo a salvo la conciencia
de morir enterrada
en el fondo de mi almohada.

Puedo



Puedo hablar de amor
inyectándome ironía en las venas,
puedo ser el autor
de una oda embriagada de penas,
o pincelar alegrías
desde un mismo cáliz amargo,
beber frutos ocultos
néctares exóticos
a efímeros tragos,
y ver la luz en los ojos
de tus gestos misteriosos.
Puedo reír rodeando un grito
mientras a flor de piel mi alma
se eleva tres pies por encima
de muestra cama,
para capturar tu sonrisa
en la gota de tinta
que ilumina el escrito.
Puedo encerrar los ritmos en un trance
y escribir en las alas de este hombre
un verso sonoro y cristalino
que busque la libertad jugando con el destino.
Puedo asaltar tu cuerpo como
poderoso soldado,
imaginar batallas en campos abiertos
que a los vencidos les parecen desiertos,
puedo palpar montes divinos
ardientes volcanes perfectos
y desearte entre la luz de los reflejos
que huyen de una copa de vino.
Puedo verte en la noche,
decir tu oración,
conversar con las estrellas
y morir en el aroma de una flor,
mientras escucho una canción.
Puedo deshacer el frío hielo
de un invierno colgado en tu corazón
con tan solo cogerte del cielo,
soles, con rallos de pasión.

Imagen: Max Szoc - Sparkling Desire -

A Momento I



Hay una luna de media noche sonriente
fingiendo luz sin parar
y un reloj vacío
de segundos que cantar,
hay un rito en su silencio
que inunda mi mente
y un corazón en la sombra
apunto de dejar de latir,
cuando la luna sea difunta,
vendrá la luz que más calienta,
entonces los segundos andarán alegres,
entre girones de mente
y el sito corazón de la penumbra
volverá de nuevo su tic-tac a sentir.

No hay Limites En La Noche



Cuando pienso en ti
tu mirada perfuma mi pensamiento,
mas tus ojos presienten lo que siento
y perfumándome se apoderan de mí.

Y sé que:

No hay límites en la noche
que tú y yo no seamos dignos de romper,
ni roce de manos en piel
solo lengua que en tierra de venus gusta la miel.

Sublime ardor de vientre
que quema a otro vientre,
labios prendidos
que asfixian jadeos prohibidos.

Ojos perdidos
persiguiendo los sentidos,
ojos cerrados
placeres buscados.

Manos que pasean caricias
por cuerpos bañados en ascuas,
pluma que acaricia la letra
que seduce la noche perfecta.

No hay noche que de luna clara,
trasparente la sensualidad de nuestra piel,
ni rayo de luz que sea tan fiel,
que más pasión que yo en ti dejara.

No hay límites en la noche
que nos impidan gozar,
ni barreras que nos hagan parar,
ni un instante para dejarnos de amar.

Esta noche una flor llamo a las puertas de mi corazón,
abrí
y eras tú vestida de pasión.

Imagen: via Kelligendron

Y Las Musas



El tiempo se marchita
dibujando instantes
de felicidad explicita.

Se lleva el verso,
mientras las musas sentadas,
¿Donde están las musas?

Junto a la ventana del corazón
espera el sentimiento,
desnudo de intención
engañando al conocimiento.

Y la musa, ¿donde están?

Serán las cenizas  de un fuego extinguido,
o serán los rescoldos
que arden consumidos
en el calor de un cuerpo destruido.

Ya no quedan lágrimas que se derramen
por las mejillas del dolor,
dispersadas para que apaguen
ni las ascuas del pundonor.

Y las musas mientras tanto,
¿dónde están las musas?

Sé que están hay, no las oigo,
infieles me abandonan,
mientras se consume el incendio
de las verdades que no perdonan.

Y quedo solo con mis excusas,
abandonado de mis propias musas,
que se llevan el silencio
con el que converso a diario,
fiel confidente
amigo de mi mente,
consejero de razón
próvido mensajero del corazón.

Y las musas, ¿Dónde están las Musas?

Me dejaron sin misión,
se llevaron mi visión
y con ella la evocación.


"Sin musas mi verso es imperfecto y la cordura no tiene locura con que iluminar lo que quiero recitar"

Imagen: Grabado por Macbeth después de un cuadro de G. Romanus - Via Intaglio-fine_art.

Interfectoribus Meam Ego



Vinieron a verme morir
entre exilios de aire
suspiros que nadie,
quiso compartir
y resulto que yo estaba pensando en mí,
que el corazón seguía latiendo
al ritmo perenne del movimiento,
de las causas que no concebí.

Me dejaron estar loco,
con escusas revocadas
gastando las palabras
que les producían dolores hepáticos,
se retorcían en la escucha
de una mente esquiva,
que se fugaba superlativa,
reiterándose en su locura.

Me dijeron que abandonara
las lunas perdidas,
sin saber que si las dejaba
yo sería otra vez, “nada.”

Se reían impolutos
con sus finas carcajadas,
de mis sueños moribundos
con sus caras desencajadas.

Me preguntaron
el  porqué estaba perdido
y les dije que sus pisadas
andaban en un solo sentido,
que no entendía
porque no podía, ser yo
lo que los demás habían sido;
me dijeron que borrase
el yo que había concebido
y que pusiese delante
sus argumentos erguidos,
querían matarme
a silencios sin latidos,
querían verme morir
con vómitos reprimidos
del yo, que tenía concebido.

No sé si lo deje morir
o vive todavía en mí,
pero estoy seguro que por aquí,
queda un yo, tratando de sobrevivir

Imagen: Poesia americana. Los atletas cosmicos - Salvador Dalí.

Y de Repente Observo



Y de repente
observo

Una taza de café deprimida
esperando reponer ilusiones,
frente a una mirada con condiciones
y una mujer casi consumida,
junto a un hombre con la mirada lisonjera,
clavada en el horizonte
de algún pensamiento andante.

Tras las hojas de la prensa matutina
que ahogan el desayuno de desventajas,
noticias a disciplina
en flash de mortaja,
hay un hombre impaciente
ajustando la corbata,
parece ahogar sus prisas
y aumentar el recelo pendiente,
con miradas despavoridas
que intuyo subjetivas.

Una madre apabullante,
reprimiendo a un niño irritante,
con su atención,
en algún punto equidistante,
a su precisa emoción.

Murmullo susurrante
de conversaciones aciagas,
meramente sombrías
que ignora  en constante
un joven desarropado,
tal vez desprovisto de pasado,
con el dedo en el virtual y ensimismado
desaparecido del presente,
que yo creo ha olvidado,
mientras estaciona su mente
en cualquier parte de otro continente,
dando la espalda al ambiente
que se estanca tras el brillo de su pendiente.

El señor del fondo se despereza
estirando sus arrugas,
con las manos en la cara
achinando los ojos en desesperada,
mientras asesina el tiempo
cuchillo en mano,
des tendiendo la mermelada
y sobre ella
caen endulzadas,
las agrias certezas
de la soledad añeja.


La rutina es del día
y la vida de la mañana,
perpetúa a porfía
y asentada manía,
en la ajada cantina
de las tres  esquinas;
donde los sueños
están marchitos
y las complicidades
se arrastran por los suelos,
entre servilletas arrugadas
y bolsitas endulzadas,
que del viento de la escoba
fueron olvidadas,
mientras suena, un bolero,
con aromas de buen café
que acompaña a mis escritos,
que esta mañana no tienen fe
y están proscritos.

Imagen: El Bar - Mervin M. Jules