Simples Palabras




En un manto de azucenas blancas
se  acunan ellas como niñas dormitadas,
esperando ser rescatadas
a la vista de tus ojos liberadas.
Solidas estructuras enlutadas
llanto de pluma pateada,
por tu boca moldeada
y en estrictas líneas conjugadas
por el eco del viento transformadas,
simpáticas ninfas en juego
bailando una danza del fuego,
portadoras de ideas expresadas,
que bajo la luz de los azahares
a los ojos se revelan en contundente,
dialogando con la amistad de la mente
para volar ligeras a otros hangares,
portando el aroma de los excesos
al tiempo que crean sueños que no cesan,
bajo trazos desesperados que expresan
las angustias de los sentimientos presos,
garabatos vivos que se desnudan
entre efímeros y valerosos silencios,
que los rompen sin desprecios
tras los ritmos que musitan,
trazos sonoros que asedian
las coherentes voluntades ajenas
o intentan redimir las penas,
a esas las firmezas que confiesan
retoricas sensibles que rompen la tensión
en corazones sin armonías,
párrafos en los que confías
para recaudar atención,
altos susurros de esperanzas
que al viento se lanzan,
para atraer las afines semejanzas
de las amistades que encantan,
voces que desvelan a los vientos
sus talantes músicas con acentos,
retoricas gramáticas marcadas,
por huellas sin pisadas,
tan solo simples palabras,
que usamos en nuestras charlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.