Rabia



Las palabras cargadas de intenciones
la rabia en tus ojos se contiene
te dices una y mil veces
que no sabes que es lo que te detiene
inspiras el aire de la calma
que se enrarece en lo profundo de tu alma
expiras los pensamientos envenenados
como mártires desterrados
casados con el grito maldecido
de tu desgarro dolorido.
Y la rabia se hace eterna
en el segundo del delirio
y  ya desvanecido en tu martirio
divaga la palabra que mal suena
sirves el daño en la abstracción
de un pálpito
que te arroja a la enajenación.
Y ya lo hiciste nuevamente
ataque mortal al de enfrente
palabras quebradas
ofensivas llamaradas
de un odio pasajero
que la rabia convirtió en desespero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.