Ausencia





Sempiternas llamas se prenden en el cielo

y las nubes derraman lágrimas de miedo,

arde en mi interior el dolor de  tu silencio

en la tarde gris que sin tus palabras quedo.



Llora la oscura tiniebla de mi alma en velo

sombra de la soledad  que a mi angustia cedo,

mientras tu mirada, mi amor se lleva en vuelo

al silencio que en la tristeza es desconsuelo.



Mis ojos varados despiden tu recuerdo,

lejano susurro de un cálido te quiero

que florece con lágrimas de amor sincero.



El instinto herido acorrala al  ruin olvido

que se revela en forma de fiel escudero,

para soportar la ausencia en la que yo, muero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.