Tras el Cristal



Y me mirase en abrir triste
tras el cristal del ensueño,
pestillo cerrado de empeño
en el que un día apareciste.

El rojo señalo la audacia
que burlaba el puente de la distancia,
mis ojos oyeron en el tu causa
y te dieron un sí, sin pausa.

Rogaron dulces directrices derogar el miedo
del tímido fortín de tu alma,
para convertir en ternura el dilema
de no saber lo que ser puedo.

Achicando la distancia de los ojos la letra
de la mente en reflexión despierta,
nace la idea que respeta
el mensaje que el espejo centra.

Vuelan mariposas errantes
tatuadas de rumas complacientes,
en viajes de ida y vuelta
del que pregunta, del que contesta.

Larga distancia que entre corazones se estrecha
y la amistad regada de aprecio, se hace cosecha.

La espera larga y silenciosa
la hora que no llega,
el silencio del cristal que te ahoga
y por fin la respuesta maravillosa.

Larga distancia que entre corazones se estrecha
y la amistad regada de aprecio se hace cosecha.
                                       Tras el cristal, hay estas tú.









2 comentarios:

  1. Cuàntas historias pueden haber detràs de un vidrio.Nunca se sabe las vueltas de la vida.Muy bonito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga Susy Chu Dyaz por estar tras el cristal, besos a ti.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.