Aprendí



No puedo alcanzar el amanecer, sino es cruzando la noche...

                                 … dame la luz para que te pueda seguir.

Aprendí que si no hay magia
la vida pierde el sentido,
que para buscar la magia
no me basta con sostener tu mano,
si antes no alcanzo tu alma.

Aprendí que los besos llevan magia
cuando el corazón los empujas a través del deseo,
que los egoístas son ladrones de amor
bestias hipócritas máquinas de dolor.

Aprendí que es mejor siempre escuchar
porque a si se aprende a hablar
y que cuando sabes hablar
lo mejor es saber cuándo tienes que callar.

Aprendí que la magia se busca en el silencio
donde brota tu paz y tu calma
y se une la conciencia con tu alma
para revela la verdad de lo cierto.

Aprendí que los caminos son largos
para saturarlos de emociones,
que no habrá ratos amargos
que impidan sembrar mis acciones.

Aprendí a rectificar mis errores,
a desprenderme de mis temores,
que para vivir solo me alcanza
el no perder la esperanza.
       
Se que hay algo que me ayuda a caminar

es lo que no paro de buscar…

2 comentarios:

  1. Ojalá yo pudiera aprender las tres últimas líneas.

    Me ha encantado, es precioso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria por pasarte, y un saludo tambien para ti.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.