De sueño a murmullo.





Y el sueño se convirtió en murmullo
y oí tu voz de niña en mi oído
con  el tacto de la fresca fragancia
que dejo tu beso en mi mejilla,
me perdí en el sueño de tu deseo
y te acompañe en el vuelo
por los mundos de la luna llena
que velo la noche más bella.
               
Fue una zambullida
en la delicada experiencia
de un alma convencida
al mirarse en el espejo
y ver su propio reflejo
corrió la noche encendida
entre vaguadas perdidas
muriendo de amor
en ratos se sudor
y sobre los mares bravos navegaron
besos salobres de tu razón
arrastrado por los vientos
que alejándose cantaban su canción.
                               “ Amiga, hay que ver como es el amor
                                que vuelve a quien lo toma
                                gavilán o paloma
                                Pobre tonto, ingenuo charlatán.
                                Que fue paloma por querer ser gavilán”

Imagen:  Stella Im Hultberg“Hollow”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.