A Tiempo




Y por momentos me propuse olvidar lo evidente,
lo que no podía eludir
y en medio de la nada una rosa negra
dispuesta a huir,
o un cobarde con los ojos cerrados
y las verdades sobre sus costados.
No sé como pero vino a mi,
se precipito, me inundo de por si,
pero entendí que lo evidente se enfrenta,
se encara, se demuestra
y  así fue te lo aseguro
como supe que era duro,
aguantar el dolor
de un vomito de verdad
por un momentos duele…
pero al final calma y serenidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.