Sueños Que Parten




Llorando estoy sobre tu pecho
las lágrimas de mis imposibles
que caen por el estrecho
dejando sus rastros invisibles.

Gemido desconcertado
que metí en la maleta,
amor evaporado
de un viaje de dolor sin meta

Solo los sueños partirán a imposibles
que entre tú y yo lo prohibido,
fue tan fácil y asequible
que se desvanece en el viento del olvido.

Y es dolor lo que causa
la herida del despido,
ver el pañuelo tendido
al vuelo de lágrima sin pausa.

Ya me arrastran de tu regazo
y el grito pierde su aliento,
cae el amor pedazo a pedazo
mientras lo borra el tiempo.

Y en el dibujo de mi vida
ya se extinguen los colores,
que pintan la despedida,
por la que escapan los amores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.