Tu Conjuro




Dime cual fue tu conjuro
la palabra mágica,
que sin fuerza
derribo este muro,
quizás tu ya lo sabias
como una diosa
de figura prodigiosa,
lanzaste tu profecía
y el hechizo
hirió la carne
y sangro al hombre
que te guardo en el ánimo.

Animo, fue corazón
y la pócima en vaso
a besos se sirvió,
bocas jóvenes
choques de pasión,
diosa en carne desnuda
embriagada
en peregrino deseo,
me induce a beber el veneno,
dulce veneno de tu intención.

Y como un vino letal,
que emborracha a cualquier mortal,
naufrague en el jugo de tus labios
ahogando mis deseos
en las pócimas de tu cuerpo
que en danza y ritual erótico,
perdió el temido vértigo
a caer diluido
en el fondo de tu suspiro.

Y en la noche de tu conjuro
me atrapo la magia de tu corazón
y hoy soy un reo embrujado
a pedir de mi propia condición.

Imagen: -Sweet Caba Flute - Nicholas Garlab

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.