¿Y Tú que Quieres ser?




"Cada persona, en su existencia puede tener dos actitudes: Construir o Plantar.

Los constructores pueden demorar años en sus tareas, pero un día terminan aquello que estaban haciendo. Entonces se paran, observan su obra y se quedan limitados por sus propias paredes. La vida pierde el sentido cuando la construcción acaba.

Pero existen los que plantan. Estos, a veces, sufren con las tempestades, las estaciones y raramente descansan bien. Pero, al contrario que las construcciones, el jardín jamás para de crecer. Y al mismo tiempo que exige la atención del jardinero, también permite que para él...cada día su vida sea una aventura.

Los jardineros se reconocerán entre sí, porque saben que en la historia de cada planta está el crecimiento de toda la tierra."

Paulo Coelho en su libro "Brida"

Como no, cada uno es libre de elegir su actitud para afrontar la vida, seguramente casi todos querrán ser jardineros para plantar, sembrar, mirar en el interior y buscar su fe para seguir ilusionados toda la vida persiguiendo los sueños, las ilusiones, mientras vemos crecer las cosechas, sin caer en el tedio que nos dejaría vacíos una vez terminada la construcción.
Sería tan fácil decir que quiero plantar, llenarme de semillas de sueños e ilusiones, colocarlos en el jardín de la vida y dejar la cosecha en manos de la esperanza, ir buscando primaveras para sembrar y otoños para recoger esa constancia que mantiene vivo al agricultor o jardinero; pero en verdad yo a veces también necesito construir, sufrir con el esfuerzo y el sudor, equivocarme y volver a empezar para dejar algo que me instruya y al mismo tiempo me eduque, formándome como persona, que defina mi forma  de ser y deje una huella que aunque perecedera, sea mi legado; y a veces,  tan solo quiero ser un mero espectador, disfrutar con mis sentidos de lo bueno que hay a mi alrededor observarlo sin la necesidad de moverlo ni cambiarlo, tan solo extraerlo con mis sentidos y disfrutarlo sin que se escape ni el más mínimo detalle.


Total, la vida creo yo, no necesita jerarquías ni arquetipos a los que someternos, tan solo la capacidad y libertad de elegir lo que queremos en su momento.

Imagen: Human Nature - Pierre Doucin a.k.a. Soemone -

3 comentarios:

  1. Yo jardinera y también en el sentido literal de la palabra y planto de todo lo que se me ocurre, y me emociono con cada nueva hojita o con cada flor o fruto y no dejo nunca de maravillarme con el milagro de la naturaleza.

    Aparte de las plantas ornamentales suelo plantar muchas cosas que sus susceptibles de crecer en macetas y, aunque este verano apenas he puesto nada (no me han dejado mis hombres) por motivos de salud, tuve una cosecha de fresitas buenísimas y ahora tengo en "producción" dos tomateras de la variedad Kumato que me encantan (los lavo y me los como tal cual, a mordiscos como si fuera fruta, en realidad es que soy muy tomatera).

    Parecerá una estupidez porque sólo tengo 8 tomatitos pero voy y vengo a verlos un montón de veces al día, paso la mano por las hojas, aspiro ese olor inconfundible que a mí me encanta desde pequeñita y renuevo mi propósito de tantos años: "en cuanto me jubile me voy a vivir al campo y siembro de todo y me hago un mini-invernadero". El problema es que, en mi fuero interno, casi estoy segura de que no voy a poder porque mi cuerpo no me va a dejar, pero por soñarlo que no quede.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sueño es indispensable, lo colocamos hay como un objetivo una meta solo necesitamos abrir los ojos y esforzarnos por llegar, con ello la vida tiene un aliciente, un aliciente que nos arrastra y nos renueva todos los días que te llena de ilusión todos los días mientras te acercas admirar tu tomatitos y ves cómo crecen hasta el momento óptimo en el que los degustaras y tu conciencia y tu corazón quedaran satisfechos de tu esfuerzo y te aran volver a repetir la siembra y sabe si al despertar de algún día veras tu deseo de un huerto. Gracias María por tu visita, espero que este recuperada de tu intervención para que nos dejes tus inquietudes en ese tu precioso blog http://escribimospensamientos.blogspot.com.es/.

      Eliminar
  2. Que bueno Agapxis...me encantó !
    Y así es...
    no lo piensas en el momento de las tempestades y cuando estas agotado...es tu siembra y debe florecer...porque depende solo de uno mismo y con responsabilidad que la siembra florezca...
    Eh pensado en ello de esta manera, si, porque eh sentido una satisfacción enorme al ver el resultado...me hizo sentir orgullosa de mi, completa y útil...
    La siembra continúa, nunca termina... hay que cuidar el huerto! Pero también es necesario construir ...porque aprendemos, y crecemos con paredes caidas, sudor y obras terminadas y también inacabadas...
    He aprendido más de las caídas de construcciones y las tempestades en la siembra, me ayudaron a ser mas fuerte!
    Paulo Coelho, uno de mis preferidos !

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.