Hay Versos Que Huyen


Hay versos que huyen de la vida
y salen de puntillas por la puerta de atrás,
historias en pieles grabadas
con cicatrices profundas,
por el inmaculado olvido concebidas
y se desgarran en el tiempo
como llagas latentes
esperando sutilmente
regurgitar el dolor nuevamente.
                                 
Los glaciares son fríos
y los volcanes calientes
y por ningunos
se arrastran las serpientes

Las horas dan vueltas y más vueltas
desnudando los espantos
que se quedan atentos,
tras las agujas sedientas
de rutinas locas,
sobre senderos circulares
arañas del tiempo
que vacían el alma.

Hay versos que huyen del corazón
y dan vueltas por la galaxia
engendrada en melancolía,
donde se rinden a la condición
de seguir aferrados
a la realidad de mis principios
y dejando que mis sueños
divaguen escondidos
por el camino de las ansiedades,
más sabe el corazón dividido
que jamás serán realidades.



Hay versos que se hacen melancolía,
que te roban el espacio
a cada hora del día,
que navegan por el mar de tu lado
y que sabes que con solo
cerrar los parpados de tus ojos
jugaran coquetos
con los sentidos perdidos
por la tundra de tus sueños.

Hay versos que huyen en secreto
besando el corazón,
que se convierten en anhelos
navegando en tentación.

Solo versos rebeldes,
conjurados,
sublevados,
llenos de incertidumbres,
solo versos que te confunden y huyen.

2 comentarios:

  1. Olvidados hilos de existencia
    hoy descifro tu leyenda
    y danzo al ritmo de tu ausencia
    atrapando la lejanía de un sonido
    perdido en mi historia en un anhelo de un verso .,

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.