....................................................

Grabadas Sobre Tu Piel



Se quedaron grabadas
                  sobre tu piel
las caricias de mis manos,
como palabras escritas
en cuadernos llanos;
un miligramo de nicotina
se escapó por entre la cortina,
era un corazón exhalado
por un suspiro dibujado
y yo aquí, adicto a mirar tu cuerpo
desnudo
y arrastrarme por el dorso de tu espalda,
                                             fijando un beso
que se escapa de mis labios,
y se posan sobre tu cuerpo
en silenciosa caricia,
endulzada en ternura
que te embriaga de locura.

Los estímulos atrapados
en el nácar de tu piel,
esparciendo los sentidos
hasta lo más profundo de tu ser.

Y la realidad se hace cálida
en el tacto de mi boca,
y tu piel apenas sofoca
el deseo en permanente rendición
de tu cuerpo que espera,
del mío que desespera
las propuestas de la tentación.

Rumores




Como rumores de voces bellas, caminas en mi noche vestida de blanco seda bajo la luz de luna llena, eres la misma tentación que me propone cada noche un pecado de amor, en cantos que iluminan el silencio que imperan en los hoscos rincones de mi alma, donde imagino tu cuerpo desnudo caminar por los sendero de la seductora pasión a ritmo de la danzan que describe tu canción y bajo la silueta del amor en erótica y ardiente pasión.
La locura lleva grabada tu voz, la felicidad se hace canción, en el fino susurro de viento que arrastra la imagen que de ti contemplo, más sé que en los rincones de mi alma florece el rojo de una rosa impregnada del éxtasis de cada uno de los latidos de tu corazón, que bajo la clara luz de esta luna plata sellaran nuestro amor, con el susurro de tu bella canción.

Imagen: Treybear13s media

El Olvido



Segó la ilusión el maldito olvido
que se llevó el recuerdo a la nada
y se fue tan decidido
que se llevó la alegría de tu mirada.
Jugo al azar con el tiempo
y gano la partida a la esperanza,
la soledad fue abandono
que burlo la confianza.

Y el miedo desnudo
se enamoró de la nostalgia,
que en el abismo profundo
preguntas pedia.

Callados silencios
vinieron por respuestas,
por angustias pasaron los recuerdos
que en mis ojos desbordaron lágrimas.

Que tal vez arrastren los olvidos
que roen el sosiego,
y me devuelvan los recuerdos
que dejaron el sentir ciego.

Buscarte Despacio



Buscarte despacio
donde empieza el tiempo de las miradas,
apretar la felicidad de tu cuerpo
para sacar las sonrisas perdidas,
la cama hoy es blanco nácar,
la ventana un cuadro de luna,
mirarte a los ojos mi fortuna,
robarte un beso
tal vez un exceso,
saber que dormirás a mi lado
lo que yo había soñado.

Tras el Cristal



Y me mirase en abrir triste
tras el cristal del ensueño,
pestillo cerrado de empeño
en el que un día apareciste.

El rojo señalo la audacia
que burlaba el puente de la distancia,
mis ojos oyeron en el tu causa
y te dieron un sí, sin pausa.

Rogaron dulces directrices derogar el miedo
del tímido fortín de tu alma,
para convertir en ternura el dilema
de no saber lo que ser puedo.

Achicando la distancia de los ojos la letra
de la mente en reflexión despierta,
nace la idea que respeta
el mensaje que el espejo centra.

Vuelan mariposas errantes
tatuadas de rumas complacientes,
en viajes de ida y vuelta
del que pregunta, del que contesta.

Larga distancia que entre corazones se estrecha
y la amistad regada de aprecio, se hace cosecha.

La espera larga y silenciosa
la hora que no llega,
el silencio del cristal que te ahoga
y por fin la respuesta maravillosa.

Larga distancia que entre corazones se estrecha
y la amistad regada de aprecio se hace cosecha.
                                       Tras el cristal, hay estas tú.









Una Mañana De Primavera




Mañana de viento y sorpresa
se va el perfume de la mañana
tras el alba de primavera,
aromas esparcidos vuelan la calle
y yo, sumido en mi nítido detalle,
vistiéndome con el traje de las razones
que evade las amenazantes mordazas,
las que entre las risas de los reflejos
veo venir de lejos,
y con las prisas desnuda de las amenazas,
la calle viene del horizonte desierta
y el silencio helado escarba mi mente,
en siseo del viento que seca mi frente
y extirpa el pétalo de la azalea
que herido baila con el viento
como danzan en mi cabeza
los pesares bastardos
sin música de acompañamiento,
levanto al unísono los ojos
donde surgen las marquesinas del cielo
y me propongo colgar por instinto
en su blancura suave y ligera
el salvaje fluir de mi pensamiento.

Y se van, se marchan gravitando
empujados por el viento de primavera
que los aleja, aleja, aleja…

Huye el viento de la mañana por sorpresa
y sobre la calle la mañana se afianza en calma
llevándose la fina dulzura
que dejo su imagen en mi alma.