Encadene Mi Razon



Los días son verdes
y las noches son negras
tras el sueño dulce,
las alegrías plenas
y los velos rojos
donde los anhelos despuntan,
tras de tus ojos,
robando los alientos
de tus enojos.

Habita la calma
en el territorio de lo imposible,
en la contraluz del alma,
donde todo es susceptible,
de redimirse en la memoria
tras los espejos de la gloria.

Yo perdí la batalla
por el amor que me invadía,
hoy he comprendido
que la guerra trae melancolía;
desolados son los desiertos
que se baten contra el viento,
que seca las lágrimas
y te dejan sin aliento

Hoy se que no quiero victorias
que te alejen de mi memoria,
ni tan siquiera
batallas sin tregua,
de calculo frio,
de dialéctica miseria,
que me hacen añicos,
que me dejan caminando
en los laureles hundidos,
de las palabras fáciles,
que ligeras se disparan
sin pasar por el corazón,
donde con argollas de sin sentido
encadene mi razón.

Imagen: Paolo Troilo  "corpo che urla"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.