Desnuda Te Quiero





Desnuda, te dije te quiero
y desnuda se cruzó mi mirada
desnudo te recibo primero
cual trapecista subido en la cuerda,
equilibrado fue el deseo
que habitaba junto al espacio
de un liguero negro,
por el que grite tres veces, ¡me muero!

Tus muslos conspiran esbeltos
como muros tangibles perfectos,
protegen y guardan rígidamente
la fruta improbada de tu vientre,
inmaculada caricia de seda
mi mano resbala y se queda,
tacto en pétalo hundido
a exclamo, cenit ungido.

Desnuda ahora sé que te quiero
desnudo te quito el ligero,
el muro que fuera tangible y dotado,
ahora es abrazo convertido, en lazo.

¡Y mueres sabiendo que muero!
¡y muero sabiendo que mueres!
la muerte viaja a placeres
y yo, desnuda sé que te quiero.

4 comentarios:

  1. Una muerte placentera... el sentir desnudo su cuerpo, libre de prendas que impiden sentir el tacto de las caricias, pero abrigada de la piel desnuda y de su mirada.

    Muy bello tu poema, sensual, inspirador, me ha encantado, amigo Agapxis.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Un beso María y gracias por tú huella en estas estrofas que me llenan de ilusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por ese "peazo poema" que me has regalado en mi blog, es tan bello.... ¡¡¡¡me encannnnta!!!!, gracias, amigo Agapxis y... ¿ya sabes que de aquí salió mi inspiración para escribir mi entrada, verdad?

      Un beso, y gracias a ti.

      Eliminar
  3. Como no lo iba a saber y te felicito fue grande tú inspiracion y como a ti te pasa ya se redujo el tiempo de dedicación a esto que nos adicciona tanto y ahora tenemos menos tiempo para dedicar a escribir y leer.
    Es un placer dejarte huellas en tú blog pues a mi me pasa igual cuando te leo me es fácil buscar por aquí un verso para responder a tú bonita inspiracion .

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.