Hacia Tu Cielo



Tus ojos lunas vestidas de banco
y yo soy hombre hacia tu cielo trepando,
cielo que con beso voy sellando,
sello que sobre tu piel va grabando  
los secretos de tu luz propia
que existen infieles bajo tu pie,
mi lengua degusta delicia
la tuya se sacia en avaricia
con lacerante sabor de aguamiel.

Y vienen mis manos al  cielo buscando
descifrar caricias concéntricas,
tan febriles voluptuosas y simétricas
perfectas lisonjas de cuerpo tocado,
tocado, por el tacto que delata
el camino que recorre el sentido
del suspiro que exhalado se dilata,
en creciente y rasgado gemido.


Y corren ríos de sudor empapados
que sobre meandros encallan placeres,
bellos y claros remansos
navegando tórridos en los atardeceres,
hacia el mar de las  madrugadas,
donde la luna se muestra brillante
tomando la luz constante,
de cuerpos con pieles erizadas.

2 comentarios:

  1. Agapxis, no hay duda de que tus versos ascienden al cielo, mientras disfrutas ese cuerpo humano y divino, que guarda toda la profundidad y belleza de la naturaleza en su alma...Mi felicitación y mi abrazo de luz por la intensidad y entrega que nos regalas.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. uuuffff que sutil y apasionado ese viaje frente al mar entre el brillo del a luna de plata donde dos cuerpos fusionados disfrutan del amor y del placer , uuffff amigo me encantó !!!!, precioso , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.