Duele y Afecta



La noche se siembra de estrellas
y hoy no parecen tan bellas
y en este discernido vuela pluma
a brillo germina la luna,
me tocas mis fibras
no piensas ni calibras
y hay un abismo impresionante
alojado en mí deleite
y un dolor intermitente
entre y diecinueve y veinte.

La lluvia es extraordinaria
si no viene cargada de tormenta,
moja suavemente mi rabia
me calma, me alimenta,
en la verdad del deseado milagro
no hay claridad perfecta,
lo que te duele a mi me afecta
y lo que me afecta tu paz detesta.

El tiempo se nos llena de hostilidad
y mi gozo interior de oscuridad
lánzame a mis manos un cable
atado a una palabra amable.

y me digo a mi mismo;

ya son pocas las incógnitas
dispuestas por despejar,
no me alientan las palabras
que repito sin cesar,
la noche se cierne
y eres agua que se va al mar
la lluvia alimenta
el rio después de la tormenta
y al final qué más da
si el rio acaba siendo mar.

Imagen: Michael Chelva      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.