Escribo Para Ti



¡No sé cómo no te das cuenta de que escribo para ti!
quizás que cada vez que me miras
yo este fundido en una página en blanco,
tratando de buscar la estela de una palabra finita
que engalane tus bellas cualidades,
sé que no necesito más que tu presencia, para inundarme de verbos livianos,
capaces de fundirse en la semántica perenne que lleven tus encantos a inmortalidad.
Sabes que me fascinas, que mi locura se deja sentir entre los renglones invisibles de mi mente,
que por las noches me revelo en murmullos, sobrepasando los ensueños, esos que escuchas y que callas y que te llevaras para siempre, sin tan siquiera dejar una dulce palabra que aliente mi corazón.
Y yo me pierdo adrede en lo que entiendo,
con la mirada puesta tras las cortinas de tu cuerpo,
buscando desesperadamente los ojos que me enamoraron
y por los que decidí seguir tus pasos y agarrarme a tu camino.
A veces desearía destruir lo cotidiano, escribiendo la vida en versos,
versos hechos a tu medida y entre líneas colarme como una rima
llena de fantasía con un aire fresco que inunde tu vida y me haga inmortal junto a ti
¡no sé cómo no te das cuenta de que escribo para ti!

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Las musas se despistan con los años y olvidan su condición de poner suspiros donde se hielan los vientos, quizás los que dejamos el vuela plumas en la constancia, exijamos un trabajo que es arduo y constante y eso haga que de vez en cuando pongamos un "gritito" para despertar lo que nunca debe cesar.
      Gracias por pasar por mi humilde Buró enmanuelle L

      Eliminar
  2. ¿Cómo no se va a dar cuenta?. Cada línea de lo que escribes rebosa sentimiento.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tu crees? María, También los sentimientos cansas y el mundo necesita acciones y emociones nuevas. Agradecido por tu bella huella, Gracias.

      Eliminar
  3. Seguro que se habrá dado cuenta de que escribías para ella, seguro que cuando te he leído habrá sonreído y no habrá tenido palabras para expresarse, y te dejó aquí sus sonrisas, sus suspiros, su mirada cautiva, el silencio de su expresión, entre líneas blancas, renglones invisibles, pero con los latidos bombeando de su corazón que brotarán para ti.

    Me ha encantado tu expresión: "con la mirada puesta tras las cortinas de tu cuerpo", una bellísima, y elegante expresión.

    La verdad es que cuando te leo poesías así de románticas no puedo evitar suspirar y sentir latidos en mi corazón, sabes transmitir sentimientos profundos, pero sobre todo, sabes llegar a quiénes te leen, de verdad, cada día admiro más tu manera de versar.

    Un beso enorme, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...porque la cara es el espejo del alma como dice el refrán. No soy la voz de la inocencia, soy la cruda realidad, soy la cruda realidad. Soy la que te ahoga y te aprieta, la que a veces hace llorar. Soy la musa del poeta, yo me llamo soledad.

      Sabrás que es parte de la canción del Barrio ¿quien soy? con una letra magistral al menos para mi y no es que yo sea un gran fan del Barrio, tan solo lo escucho, pero a si es aveces de crudo el amor que esta hay callado, siendo el peor enemigo del verbo amar y aun teniéndolo todo, se siente la soledad, de todas formas ya sabes María lo complicado que puede ser un poeta, o no!!

      Gracias amiga por dejar fluir tu pensamiento nuevamente por este mi Buró.

      Un abrazo.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.