Ladrón De Instantes



Y yo soñador de transito nocturno
empedernido ladrón de instantes
raptados a la perpetua luna de mi amante
tras las sombras de un cómplice Saturno

Tránsito por la vigilia de mis huellas
por el ocaso de las noches sin estrellas,
donde se derraman las eternas virtudes
que acompañan al corazón en sus lances,
me embargo  a las negras esfinges,
diosas voluptuosas de amor pagano
con el delirio de un hombre ufano,
que pinta febril sus matices.

Desnudo naufrago a la orilla
de un destierro sin firmeza,
un mar de delirios empapados
deseos de asilos cautivados,
que caminan al borde de la impaciencia,
esa maldita puta,
que prostituye a la experiencia.

Y no quiero ser arrogante
con los hastíos que me invaden,  
ni esperar sentado, a que me maten
las ganas que siento de desflorarte,  
conquistar los rincones de tu vida
si tan siquiera saber si hay exceso,
o necesito ponerte medida,
pues en mi vive la urgencia
hinchándose casi comprimida,
de este momento
en que mi razón está perdida.

Imagen Grabiel Faba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.