Riendo En El Firmamento



Las miserias se hunden
como peces que gorgotean
entre las hendiduras del aliento
y las ramas ocultas del consentimiento
hay una botella de vino
desangrándose a vasos en mi garganta,
van pasando las nubes
cargadas de telas de arañas,
ya no puedo discernir
entre las plegarias de los silencios
y el hilo candente
de los estambres del alma,
la sangre del Dios que mana la tierra
me dulcifica
y llena de pereza,
mis piernas argollas de flaqueza
y la sangre
en el rio de la vena
por el que el alcohol en liviano me envenena,
sedado estoy de palabras
y tenues son los pensamientos
el caldo de Baco
se llevó mi consentimiento,
lo siento,
ahora soy una estrella
riendo en el firmamento. 

Imagen: Dios Baco  Peter Paul Rubens

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.