Tus Demonios



Ya sé que no es lo que pensabas, sigo buscando demonios en la noche
que flagelen mis miedos, odio las veredas cortadas
de un amanecer con las manos atadas,
hay un sello de pureza, de rituales profanos
quizás no quiero que se sepas
que te deseo entre mis manos,
tocando la piel que se te eriza
con el tacto de mi  sexo;
bajo el ojo ciego de la luz fenecida
a golpes de nalgas,
contra mi te suicidas
y yo sigo buscando
tus demonios embebidos
tras la puerta de tu sueño,
donde de deseo me preño
en el éxtasis de mi empeño,
busco entre tus demonios
la indolencia de tu grito,
que en gemido inaudito
hurto a tu garganta,
para exhalarlo en tu oído
y ahuyentar tus demonios
demonios malditos.

Imagen; Talonabraxas -Phantaste-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Gracias por tu comentario.