Frente Al Mar



Hay una brisa suave y sumergida
que acaricia los poros de mi piel herida
y en el augurio del latido,
de una nota de sonido
que penetra e irrumpe en mi oído,
se desvanece el silencio
a exhalo de pecho comprimido,
y en esta mañana,
no se si habito en la nada
o en el horizonte de esta playa difuminada,
que juega con mi ojos enfrentados,
a los vaivenes sin protocolos
de las olas de un mar que se lleva mi olvido,
y que sin destino aparente
va dejando tu nombre escrito,

sobre la arena, detrás de la corriente.

Imagen; Cala de los pinos -Mar Menor-

1 comentario:

  1. Las olas del mar dejan escrito el nombre sobre la arena danzando su brisa en el latido de una sonrisa.

    Este poema, que late entre el silencio y olas del mar, me parece más que precioso.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.