Tinta Doble



A veces tengo lo sensación de que quieres mi vulnerabilidad para dominarme a tus antojos y otras mi rabia es contenida, como sí fuese yo el que te entrega la vulnerabilidad con los ojos cerrados, dispuesto a ser sumiso de esos antojo.

Despojado de mi lujuria se muere mi fantasía y vuelan las mariposas en el cielo de las torturas, quizás algún día el secreto sea parafina en tus manos, goteando de mis palabras tragadas.

Déjame que me despoje de una lagrima, de una lagrima de grandeza eterna, por la que entierro cada día
el vuelo, que no me correspondería.

Imagen: La Vie (detalle), 1903  Pablo Picasso

4 comentarios:

  1. Deja que fluyan las lágrimas, que se deslicen por tus mejillas, que toda la rabia en ti contenida salga al exterior, no dejes nada en tus adentros, despójate de los gritos mudos que invaden tu interior, déjalos que salgan afuera, para que muera el dolor que tienes dentro contenido, y te sientas después, renovado, y como si hubieras renacido.

    Un beso, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga siempre hay un momento para sacar todo y renovar esperanzas y porque no, vivir!!

      Abrazos María.

      Eliminar
  2. Latente ternura. Un placer leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Auroratris encantado de tu visita, es un placer recibirte en mi buró y agradecido por tu huella, que me llena de ilusión.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.