Háblame De Tus Días



Háblame de los días de lluvia
que se encierran en tu corazón,
de cómo se masca la alegría
en el fondo de la desazón,
háblame de las horas que te extirpan
los pájaros de las duda sin consuelos,
plumíferos bailarines canta miedos
que disfrazados de diario se llevan
hasta los divanes en que se asienta el honor.
Háblame de como equilibras la dignidad
entre tanta injusticia a soportar,
donde asías tus manos carcomidas de voluntad
y ensangrentadas de tanto esperar.
Háblame del frio que llega al alma
en cada maldito despertar,
háblame de la incertidumbre
que se hace pesadilla
en los sueños junto a la mesilla.

Dime como te enfrentas a los muros
que nadie te deja trepar,
como subes los peldaños
por los que viviendo quieres avanza.

Háblame de como pintas tu sonrisa
y disimulas en tu cara mil risas
que les hagan olvidar,
que hoy no es el día de esperar,
que hoy es el día de dejar pasar,

pasar y esperar, pasar y esperar…

9 comentarios:

  1. Me encanta la imagen, ese rostro, esa mirada que habla por sí sola, acorde con tu bello poema que me ha encantado, y me dejo llevar por la inspiración que de tus versos me surjan en mi inspiración, Amigo Poeta del Alma, que me encanta leerte, un placer para mí.

    Un beso.

    Te hablaré de mis días de lluvia,
    de mis noches de insomnio,
    de las pesadillas que me acechan,
    de la incertidumbre que me pesa,
    del desasogiego que me martiriza
    hasta hacer rasgar mi sonrisa.

    Te hablaré de mis miedos,
    de la impotencia de mis horas,
    de mis lágrimas de lluvia,
    del frío que me congela la sangre,
    de mi deambular sin rumbo,
    del laberinto que teje mis días.

    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonitos tus reflejos que recibo con ilusión, esa que me dejas en tus visitas a este pequeño retiro de mi alma, en el cual el hombre se diluye y se hace sentimiento.

      Un beso y un abrazo poetisa y que tus palabras fluyan siempre libres.

      Eliminar
  2. Qué precioso es tu blog !
    "Háblame de tus días"un bello poema . En verdad Dios hace las cosas sabiamente , porque "justo" entré a mi escritorio de Bloguer para ver a quien tenía que visitar y me encontré contigo. Leer tus versos ha sido un gozo y a la vez sentir que la mayoría de tus versos eran para mí.

    "Dime como te enfrentas a los muros
    que nadie te deja trepar
    como subes los peldaños
    por los que viviendo quieres avanzar "

    Y no lo sé amigo. no sé cómo me trepo a los muros ...

    un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. maría del carmen, cuantas veces me hice esa misma pregunta y a pesar de conocer la respuesta todavía fluye la duda y es que es tan difícil asaltar la vida, que solo se puede conseguir siendo el mas bravo e inteligente guerrero dispuesto siempre para la batalla, sabiendo que las armas están dentro de uno mismo y que la batalla no se gana solo con victorias laureadas, si no también con la humildad y el amor, porque en la vida no es mas feliz el que triunfa, sino el que triunfa con su entrega y con su amor.
      Triunfar es conocerse, aceptarse y entregarse, al final sea cual sea el camino que elijamos para ello la satisfacción esta hay y acabara llenándonos y tranquilizándonos.

      Gracias por tu visita y un abrazo.

      Eliminar
  3. Siempre, aunque no te comente, leo todo lo que escribes y cada día descubro a un Agapxis nuevo. A veces es sólo un matiz, a veces un giro de 180º pero siempre, invariablemente, todos los Agapxis diferentes que nos muestras me encantan.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos María, sabes que mis puertas están siempre abiertas y que puedes entrar y salir a tu aire, tu lectura es un aliento para este servidor que teda un abrazo de gratitud.

      Eliminar
  4. Desnudar el alma, vaciar el pensamiento, derribar muros de cartón piedra o de acero, llorar silencios. Descubrir el misterio de su mirada.
    Tu poema destila ternura, Agapxis. Me encanta y te felicito por ello.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez mi poesía destilen esa ternura que necesito a sobredosis, esa que se me escapa a bocanadas entre mis letras y que tantas veces me ponen en la mirada de los demás como un bicho raro difícil de entender.

      Saludos Auroratris.

      Eliminar
    2. Nuestras emociones se reflejan en nuestros textos. Procuramos controlarlas ante el mundo, pero acaban rebelándose en nuestros espacios.
      Cuando no cumplimos con lo que se espera de nosotros, nos llaman raros, diferentes, frikis... ¿Y si son los demás los bichos raros?
      Sigue así, Agapxis.
      Besos.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.