Corazon Transparente.



En el corazón transparente
de un hombre silente,
florece el recuerdo de un beso,
como el susurro constante
de un viento vicioso.

Crece  tímido y callado,
entre suspiros de sosiego
y se aferra sediento
a los compases del tiempo.

Quien cerró sus ojos
para saciar tus labios
y dejo tu recuerdo
en el florecer gravado.

Quien encendió tu fuego
y transparente dejo tu corazón,
quien corto el vuelo
a las notas de tu canción

Dile hombre a tu alma
por quien gotea el recuerdo,
tan prohibida es la lágrima
por la que tiembla el cuerpo

Tal vez algún día
tu corazón rompa el silencio
y como al hielo
de una noche fría,
al sol que más calienta
se deshiele tu melancolía.

Imagen: desconozco autor.

Soy Yo



Soy yo el que miro en instante de amarte,
el que con los ojos en llamas
a tu corazón el débito reclama,
el que compro flores para regalarte.

soy yo el que deja la música correr
en las tardes de tu impensada nostalgia
y como un pañuelo blanco de magia
seca las lágrimas de tu atardecer.

soy yo, el que de azúcar pinta tus labios,
para borrar de su comisura
los pétalos de tu dulzura
con besos de misterio,
con caricias de locura.

Soy yo, el que hoy más que nunca
necesita tu confianza,
para recobrar el equilibrio
que perdí entre los zaguanes
llenos de laureles
en que convertí mi corazón.

Soy yo, el que guarda silencio
hechizando las noches,
velando tú sueño,
esperando…
esperando,
la dulzura de tu mirada
penetrar en mi alborada
y tocar como antes
mi alma enamorada.


Yo soy el que siempre, siempre te estará esperando.

Imagen: Autor desconocido.

Sombras Impostadas



Sombra impostada
de miedo tácito,
la palabra callada
y el lápiz estático,
los pensamientos
ahora son nómadas
que viajan entre los vientos,
directos a las auroras,
los ojos miran al cielo
en busca de historias,
volutas de sueño necios
cristalizadas en la memoria,
que huyen al país en blanco
donde son planos
los negros barrancos.

La tarde es plata
cuando la noche
se la traga
tras el horizonte
y colgadas siguen
las ambrosías
con sabor a nostalgias,
que mis pensamientos persiguen
y no consiguen
ya no hay pretéritos
encadenados
en renglones que estirar,
mareas altas
que acentuar,
diptongos que unir
ni hiatos que disentir,
tan solo un lápiz que rueda
con hastío royendo el carbón.

Imagen: De la red.

Ser



Si uno hoy no es nadie,
que será de la felicidad,
que será de la lucha
y de tocar las esperanzas
cogerlas y abrazarlas
asirlas para siempre,
a veces esperamos
a que nos sobrepase el tiempo,
conteniendo las lágrimas
que nos inundan el corazón,
los días se hacen largos
jugando con la especulación,
olvidando los abrazos
que encontramos alrededor.

Si uno no es nadie
de qué sirve la vida
y el aire que respira.

Tan solo se
que puedo ser
que quiero ser.

Agarrarme en el océano del dolor
a la isla de la esperanza
cerrar los ojos
y besar la confianza,
sentir que cada latido
es un suspiro
que exhala mi corazón
y advierte a la razón,
a esa mi razón intocable,
perpetua e imperturbable,
que se alimenta
desafiando a la tormenta,
de las manos que acaricio,
de los besos que recibo,
del espejo en que me miro,
y al cual le digo,
hoy soy feliz,
porque creo, sobretodo y a pesar de todo en mí.

Imagen: De la red

Pensamientos Que Divagan



Yo soy el dueño
de la derrota olvidada,
mi vida se perdió en tu mirada,
como un pájaro desnudo
liberado de su jaula.

Queman las horas
convertidas en faltas,
huelen los días
a sueños de quebrantos,
aromas de melancolía
cargados de llanto;
naufragan las palabras
en jardines no cultivados,
bajo la hierba impávida
las noches son largas,
las lunas tan claras,
tan claras…
que los pensamientos
se engalanan
y divagan
vestidos de cuervos
me roban el alma
y me dejan postrado
vacío y desnudo
encima de mi cama.

Imagen: Extraída de la red.

Infinito Imaginario



Vine por el camino de la oscuridad
donde tú estabas iluminando
las desbastadas praderas
de mis sueños sin descanso,
intente anudar las inquietudes
de los sueños malgastados,
con los lazos encastrados
que robe a mis virtudes
y ate en rudos nudos
los sentimientos inevitables,
llenos de escozores profundos
he insatisfacciones vitales,
sé que se requiere valor para soñar
escondido en el infinito sin espacio,
bajo el intrínseco imaginario
de una batalla sin ganar
a la misma esperanza sin valía,
que se promete en rebeldía
para romper la piedra dura
en la que siempre surge la duda.

Hoy me rindo con nobleza
y aclamo a la promesa
de gravar en mi cabeza
que seguir a si no recompensa.

La vida es más fácil de lo que pienso solo la complico cuanto y mucho quiero.


Encadene Mi Razon



Los días son verdes
y las noches son negras
tras el sueño dulce,
las alegrías plenas
y los velos rojos
donde los anhelos despuntan,
tras de tus ojos,
robando los alientos
de tus enojos.

Habita la calma
en el territorio de lo imposible,
en la contraluz del alma,
donde todo es susceptible,
de redimirse en la memoria
tras los espejos de la gloria.

Yo perdí la batalla
por el amor que me invadía,
hoy he comprendido
que la guerra trae melancolía;
desolados son los desiertos
que se baten contra el viento,
que seca las lágrimas
y te dejan sin aliento

Hoy se que no quiero victorias
que te alejen de mi memoria,
ni tan siquiera
batallas sin tregua,
de calculo frio,
de dialéctica miseria,
que me hacen añicos,
que me dejan caminando
en los laureles hundidos,
de las palabras fáciles,
que ligeras se disparan
sin pasar por el corazón,
donde con argollas de sin sentido
encadene mi razón.

Imagen: Paolo Troilo  "corpo che urla"

Sueños Convergentes



Las noches son testigos
de nuestros sueños,
mientras cae la lluvia
y con su sonido
se mecen nuestras almas,
es tan húmedo el silencio
que se detiene
y regocija
en el roce de nuestros labios,
en el tacto de las manos
apretando las espaldas,
los ojos cerrados
y los sentidos clavados
tras las gotas suicidas
de un cristal empapado
y una luna en trampantojo
que acaricia nuestros ojos.
Almas placidas
en sueños convergentes

Unai Velasco



Biografia

Unai Velasco nace en Barcelona, en 1986. Desde muy pronto empieza a sentirse atraído por la literatura, pero es durante su época universitaria cuando ese vínculo se fortalece. Tras licenciarse en Humanidades, cursa un Máster en Estudios Comparados de Literatura, Arte y Pensamiento.  Su primer poemario en solitario, “En este lugar”, le vale el Premio Nacional de Poesía Joven “Miguel Hernández” 2013. Con anterioridad, ya había publicado algunos poemas en antologías como “Tenían veinte años y estaban locos” (La Bella Varsovia, 2011). Sus versos también han visto la luz en publicaciones como “Quimera”, “Ex Libris”, “Paraíso”, “Nayagua”, “Catálogos de Valverde 32”, “El Mundo”, “Quaderni Iberoamericani” o “Punto de Partida”. También ha trabajado como crítico cultural en distintos medios de comunicación como “Revista de Letras”, “Qué leer”, “Hermano Cerdo” o “Númerocero”, entre otros.

Poesia

Peligrosa es la noche en la página 167



    Dieron las nueve, y Hans
     aún no había llegado a casa.
     (Bajo las ruedas, H. Hesse, Alianza, p. 167)



Peligrosa es la noche en la página 167
si resulta
que es de día, y eso
tal vez no pase hasta el capítulo siguiente.
Si resulta que interrumpes con besos envasados
al vacío para el trabajo pero
resulta que, deja, aguanta, que se me está muriendo Hans
Giebenrath en estas últimas líneas.
Peligrosa es la noche para Hans
Giebenrath si decido
cerrar el volumen verde
porque es de noche y te dejaste la luz
                                      del pasillo
encendida la muerte del joven Giebenrath
entre interruptores blancos y no quieres
llorar con grasa en los dedos tú buscas
lo lírico
en una lata de aceitunas.
Y resulta que a mi se me está muriendo Hans,
que Hans Giebenrath se muere ya
en la 166
y, oh, cuánta muerte manoseada y blancoamarilla
                                                       rugosa
y negra sin la dignidad
siquiera
de morir en cursiva, sin que yo le deje morir
en las páginas que Hermann planeó
figuras de plomo en aquél
todo a cien, su muerte
en ciento y pico páginas
interrumpida y peligrosa porque
llegas tarde a tus cosas y tengo la comida
                             enfriándose
en la mesa
como se está enfriando
en la alberca
el cuerpo frío de Hans Giebenrath
en la peligrosa página 167.


Gloria

Para Mario, aunque es de noche

Who ya gonna call?
Ray Parker Jr.

Que canten y lean la Misa según el rito, el modo y
la norma que ahora transmitimos mediante este Misal.
Bula Quo Primum Tempore, Pío V


Gloria a todas
las comunidades
de vecinos
de la ciudad
de Nueva York
                    y a sus
propietarios
que administran
inquilinos
             y especialmente Gloria
sí Gloria
a vosotros
hombres de paz
que liberáis
este lugar
de presencias
                   supuestamente
reales
de fantasmas
de ectoplasmas
de figuras de incredulidad.

Por la inmensa facilidad para la palabra
vuestra pose
vuestras pintas
eclesiásticas
                 por todo eso

yo aseguro
que os hablamos
os decimos
abordamos
damos gracias
cantamos Gloria
para que hágase
vuestra legibilidad
                        hágase,
Señores, de uniforme beige
tirando a beige
clarito,
Oficiantes, de logotipo
bordado sin mucha
profesión,
Timadores
             en el fondo
neumático
de la feliz ciencia descabellada,
                                         lanzad
vuestras trampas
trazad el perímetro de seguridad
mantened el cielo libre de murmuración,

Panda de inútiles sonrientes,
                                     Gloria hoy sin embargo
Gloria hoy que la ciudad
es una amistad de peces
una plaza abierta a pequeños pasos de baile,
a vosotros que decís que,
a vosotros con quien decir que,
con quien decir nosotros,
                                 Gloria entonces
Gloria bien alto y pronunciado
                                        con voz clara y convincente
varias veces Gloria
que sólo nosotros vosotros
que sólo vosotros nosotros
que sólo tal y cual,
                              con espíritu dispuesto,
en paternidad repartida,
                                      y eso
                                                    amén.