Duele y Afecta



La noche se siembra de estrellas
y hoy no parecen tan bellas
y en este discernido vuela pluma
a brillo germina la luna,
me tocas mis fibras
no piensas ni calibras
y hay un abismo impresionante
alojado en mí deleite
y un dolor intermitente
entre y diecinueve y veinte.

La lluvia es extraordinaria
si no viene cargada de tormenta,
moja suavemente mi rabia
me calma, me alimenta,
en la verdad del deseado milagro
no hay claridad perfecta,
lo que te duele a mi me afecta
y lo que me afecta tu paz detesta.

El tiempo se nos llena de hostilidad
y mi gozo interior de oscuridad
lánzame a mis manos un cable
atado a una palabra amable.

y me digo a mi mismo;

ya son pocas las incógnitas
dispuestas por despejar,
no me alientan las palabras
que repito sin cesar,
la noche se cierne
y eres agua que se va al mar
la lluvia alimenta
el rio después de la tormenta
y al final qué más da
si el rio acaba siendo mar.

Imagen: Michael Chelva      

Tu Deseo Mi Deseo



Desnudas tu piel,
senos de plata,
cofre escarlata,
brillos de miel.

Desnudas tu cuerpo
y lo toca mi mano
recojo el deseo
que quiere ser saciado,
vuela el instinto
entre dos copas de vino tinto,
surge sin exceso,
el tú y el yo travieso,
hay va, el beso apasionado
que devuelve a tu alma
la luz que reclama,
por el saludo perdido
jamás recibido
y en tu impulso no premeditado
las interrogantes se quedan de lado,
pues amor que fue soñado
como prenda de la que te has despojado,
jamás será olvidado,
si es grande, lo deseado.

Moriremos Juntos Camino del Alba



Es verdad que la noche me adelanto
sobre pasándome al son de la música
y en el cielo de tus ojos, se estremeció la luna,
como un recuerdo se incrustaron tus palabras:
“Moriremos juntos camino del alba”
me dijiste, en tempo de susurro
mientras con locura me abrazabas
y los dos evitamos el quebranto del silencio
que nos traspasaba,
no se cuánto tiempo duro
aquella encadenada fusión,
pero sé, que en la alcoba de mi corazón,
se acariciaron nuestras almas
mientras apartaban el tiempo
se cuajaron los cortos espacios
que tallaban el camino
en la labrada piedra del deseo;
huyeron las palabras convertidas en fósiles
y fueron los ojos los que marcaron los límites,
pertinentes y constantes,
dialogaban las miradas,
mientras, desnudos y con las manos enlazadas
emprendimos el camino
dispuestos a morir en el alba.

Ladrón De Instantes



Y yo soñador de transito nocturno
empedernido ladrón de instantes
raptados a la perpetua luna de mi amante
tras las sombras de un cómplice Saturno

Tránsito por la vigilia de mis huellas
por el ocaso de las noches sin estrellas,
donde se derraman las eternas virtudes
que acompañan al corazón en sus lances,
me embargo  a las negras esfinges,
diosas voluptuosas de amor pagano
con el delirio de un hombre ufano,
que pinta febril sus matices.

Desnudo naufrago a la orilla
de un destierro sin firmeza,
un mar de delirios empapados
deseos de asilos cautivados,
que caminan al borde de la impaciencia,
esa maldita puta,
que prostituye a la experiencia.

Y no quiero ser arrogante
con los hastíos que me invaden,  
ni esperar sentado, a que me maten
las ganas que siento de desflorarte,  
conquistar los rincones de tu vida
si tan siquiera saber si hay exceso,
o necesito ponerte medida,
pues en mi vive la urgencia
hinchándose casi comprimida,
de este momento
en que mi razón está perdida.

Imagen Grabiel Faba.

Escribo Para Ti



¡No sé cómo no te das cuenta de que escribo para ti!
quizás que cada vez que me miras
yo este fundido en una página en blanco,
tratando de buscar la estela de una palabra finita
que engalane tus bellas cualidades,
sé que no necesito más que tu presencia, para inundarme de verbos livianos,
capaces de fundirse en la semántica perenne que lleven tus encantos a inmortalidad.
Sabes que me fascinas, que mi locura se deja sentir entre los renglones invisibles de mi mente,
que por las noches me revelo en murmullos, sobrepasando los ensueños, esos que escuchas y que callas y que te llevaras para siempre, sin tan siquiera dejar una dulce palabra que aliente mi corazón.
Y yo me pierdo adrede en lo que entiendo,
con la mirada puesta tras las cortinas de tu cuerpo,
buscando desesperadamente los ojos que me enamoraron
y por los que decidí seguir tus pasos y agarrarme a tu camino.
A veces desearía destruir lo cotidiano, escribiendo la vida en versos,
versos hechos a tu medida y entre líneas colarme como una rima
llena de fantasía con un aire fresco que inunde tu vida y me haga inmortal junto a ti
¡no sé cómo no te das cuenta de que escribo para ti!

Misterio



Transitas en dúctil y opaco misterio
que me devoran como buriles ardientes
dilatas albores prominentes
y tallan lejano de mi piel el tedio.

Gasa difusa que se revela en sentido
y hace del misterio prohibido
la duda que asalta cohibida
a la realidad en lanza decidida

y me abrazo a la caridad de mi ignorancia
obviando los claros de tu verdad
disparando glaucas fragancias
que revelan a lances de intimidad

Y vientos traerán el mañana
que no tengan que implorar saciedad
tal vez los vientos de mi ventana
por los cuales se adentrara tu claridad.


Indiferencia.



Revolotean las indiferencias
en los espacios mudos
que como escudos
oculta nuestras presencias.

De tu silencio
a mi silencio,
dos pasos de orgullo
y cada cual más (perdón)

La causa,
una tirana ofuscación
después, virutas de angustia
preparadas para la combustión.

Las palabras
hojas que arrastran las aguas
y una aguja que se lanza
a marcar mil horas blancas.

La paz,
un tren entrando en la próxima estación
cargado de juicio sagaz,
que nos arroyara sin compasión.

De que sirven verter indiferencias
que olviden el auxilio de las palabras,
si al final a razones se irán las negligencias

que las diferencias tenían trabadas.

Imagen: Cold like the stars  -Gina Higgins-

Amor



Amor a veces espina
que con todo termina,
callado, tenebroso y dolorido
moribundo y perdido.
Amor a veces bendición
entre las notas de una canción,
amor, amor, que anda entre surcos
para batir sus alas a los  vientos,
vivo sol de Gabriela, que lanza su lamento
“no te vale olvidarlo como al mal pensamiento”
Amor que desnuda el corazón,
a veces desviste el alma
y acaricia con calma
la gracia y la tentación,
amor que desciende y crece
se expande y florece,
amor de ojos cerrados
de sentidos colgados,
hilos de platón trenzados,
amor que se muere en callado
y resucita en privado,
amor sostenido
amor embriagado,
a veces no muere,
el amor que no puede,
el amor que no quiere,
morir,
sin vivir.