....................................................

En El Crepúsculo Lienzos De Silencio (Encuentro literario)




De tu silencio, a mi silencio, lienzos de veritas.

No me detendré jamás en la puerta de tus ojos
esperando llegue el crepúsculo a los mios,
yo me desgarro en enlazar las palabras
que habiten para siempre  en tu memoria
y me hagan para siempre perpetuo en tu historia.

En el crepúsculo de tu noche se macera
el silencio que no calma al ojo que vela
y en el pensamiento el recuerdo no atempera
el latido que acelera tu corazón de gacela.

Y el silencio se hace lienzo en el crepúsculo
se extiende con los brazos abiertos,
pincela los minutos de vuelos inciertos
con colores de nostalgia y anhelo.

Sigue el silencio en la noche pintando su lienzo
y el crepúsculo despacio avanza en la madrugada
ahora la sensación ya no están desesperada,
los pinceles son de otro color, al delirio de la alborada.

Ya no hay crepúsculo que mantenga el silencio,
solo anhelo que a caricias pintan tu lienzo
los pinceles llevan los colores de los sentimientos,
esos que en el alma clavan los pensamientos.


De tu silencio, a mi silencio, veritas plasmadas en lienzos

Imagen: Antonio Mora

Psique y Eros (Rosa Y Cupido)




Cuenta el saber
que hubo mujer,
tan bella y hermosa
que a la venus rosa
puso nerviosa y celosa.

La venus celosa
quiso volar a la mariposa
y a su hijo Cupido
mando confundido,
a flechar a la virgen hermosa
con flecha de amor horrorosa,
mas el joven cupido
al ver belleza generosa
de la virgen hermosa
quedo aturdido
y de su amor cayo sucumbido.

Dormida la bella Rosa
fue raptada por cupido,
quien le ofreció su cama, su nido,
por un amor de oscuridad
sin revelo de  identidad
era un amor de noche,
sin rostro ni reproche,
un amor entregado,
un amor enamorado.

Y la joven y bella rosa
fue por cupido tan amada,
como por sus hermanas envidiada
y por las envidiosas animada
a dejar despejada
la entrega confiada
entre amante y amada.

La Rosa bella en la noche
puso luz a la oscuridad,
de un amor sin claridad
y fue tal la fatalidad,
que al ver el rostro de su amado,
con cera del velado
lo dejo quemado,
pobre cupido decepcionado,
de amor herido
y con el rostro quemado
a su Rosa bella ha abandonado.


Rosa bella desolada
a la venus celosa y enfadada
pide ayuda desconsolada
y esta despechada
al inframundo la manda burlada,
a buscar belleza encanta
para el rostro del cupido que amaba,
mas rosa bella es engañada
y en el sueño del infierno atrapada.

Cupido enamorado
de la desdicha de Rosa bella
se ha enterado,
mas vuela apresurado
a limpiar el sueño del infierno
con un beso apasionado
que la libre de lo eterno
y en su corazón
el amor todavía destella,
para despertar a su Rosa bella
con un beso de gloria.

Y este es el mito de la memoria

que nos deja contada la historia. 

Imagen: Psique y Eros - West

La Tarde.



La tarde me presta gracia iluminada
dejando pétalos de luz dispersos
halos de claridad casi perfectos
que iluminan tu mirada extraviada.

De puntillas se cuelan mis ojos
tras la luz van mis antojos,
persiguiendo el enredo de tu pelo
a tirabuzones en la punta de mi dedo.

El silencio es un huésped latente
entre el siseo de nuestra respiración,
un tónico calmante
que invade esta habitación.

Hay un cálido deseo suspenso
colgado en el trapecio del ambiente,
donde se balancean silentes
los pensamientos de nuestro deseo.

Yo quiero parar a suspiros el tiempo
y acurrucar mi pecho a tu espalda,
agarrar mis manos a tu cintura
y fundirme en el zafiro de tu cielo.

Yo quiero apagar la luz de la tarde
mirar tus ojos y acariciar tu pelo,
poner un beso en tu mejilla
y dejar mis sueños en tu vuelo. 

Imagen: autor desconocido, 

En Tu Piel




En tu piel
un matiz dorado
un gerundio atrapado
lascivo y desesperado

En tu piel
un edén de deseo,
un lienzo pintado
por mi anhelo desbocado.

En tu piel
un silencio que descuelga,
un ansia callada,
un rio de cafeína  perfumada.

En tu piel
mi palabra muere sellada
y mis labios
acarician la encrucijada,
beben saciados
el café derramado
en frenesís desbordado
de un beso apasionado.

Imagen: Autoría desconocida.

Fatum (Destino) De Libertad.



"El dolo y el miedo es una pesada estela en la espalda del hombre
cuando pasa por el camino fino y delgado hacia la voluntad"

La veleta cambia con el aire de la patria y los hombres entre los dientes guardan el miedo, mientas sacan el valor, grabando en el pecho, ideales altivos de tremendo dolor.

Niña,
Vengo de cargarme de ira
escondiendo la piedad
voy a la muerte segura
que me dará la libertad.

Adormezco el llanto, cantando poemas a mi amor, soy joven y tengo corazón soy un guerrero un luchador, déjeme usted que demuestre mi valor, daré mi vida por mi libertad, mi pueblo, mi honor y un beso que nazca de su corazón.

Niña,
Quiero cambiar el mundo
y regalarte la verdad,
a balazos profundos
encontrare la libertad.

Soy consciente de que debo luchar, ganare esta batalla en nombre de mi libertad, caerá mi sangre mi vida se derramara y el verde de tus ojos, jamás los míos a verlos volverán.

Niña
Yo soy el guerrero forzado a luchar
ellos tienes servida mi voluntad
más yo solo quiero abrazar
mi cuerpo al tuyo y vivir en libertad.


Que tiene esta vida niña, que me tengo que entregar a una lucha por la que mi vida tengo que da,r para conseguir mi libertad, más yo soy condición, condición de voluntad, voluntad que me lleva a perder la vida y con ella mi libertad.

Imagen: Orpheus returning from the Shades William Blake Richmond

El Lenguaje De Tu Piel




Siento el balanceo
de tu cuerpo sobre el mío,
la entrega total de tu amor,
mi lengua recorre la amplia extensión
de tu piel convertida en mi religión,
te estremeces entre caricias
grabadas en la flor de tu piel,
ósculo de cuello a dulzura
gemido de placer que te satura,
yo soy aprendiz de tu locura,
tú, el lenguaje placentero de mi lectura.

Imagen: De la red.


Mi Otoño



Las hojas en otoño tienen fecha de caducidad
para mí que el mundo agoniza de pura soberbia,
la amargura es un tirón de profunda inercia
que se suicida en manos de la humildad,
dicen que la oscuridad es un vestido
hecho a medida de los valientes solitarios,
que pasean por los tristes otoños
pisando las hojas caducas de sus espectros
mientras que esperan que la vida los aferre
en un abrazo de sincera amistad.


Los días en otoño se trocean por la punta
y al sol se le escapa la última sonrisa,
trenzados de tristes reflejos
siguen los ojos encallados
en busca del horizonte de tu nombre,
allí depositaran la inercia
de mi suicidio de humildad
para redimirme de mí soberbia
y abrazar tu amistad.

No confundas mi espectro
caminando en la oscuridad,
no trato de tocar tu cuerpo
con las zarpas de mi vanidad,
tan solo pretendo pintar en el cielo
con pinceles de celo
las ultimas de mis sonrisas,
para que los días de otoño

se te marchen, sin tantas prisas.

Imagen: desconozco autor, de la red

Cálida Es Tu Mirada





Cálida es tu mirada
esperando la fortuna,
deseos de alborada
colgados de la luna.

Cálida es tu mirada
susurro de fiel amante,
palabra inspirada
en halo de luna navegante.

De puntillas saltan los versos
pidiendo clemencia,
como niños en su infancia
a la luna y sus reflejos,
luna que se marcha
escoltada de luceros,
para velar en tus ojos
los ojos que yo más quiero.

Luna que se lleva
suspiros del alma,
letanías de inquietas esperas
nostálgicas a inercias lejanas.

Cálida es tu mirada
cuando la pones en el cielo
y persigues a la luna
a través de tus desvelos,
cálida es tu mirada
mecida por los letargos del silencio
y la palabra se hace querida
entre los silbidos del viento.

Viento que silban
azahares de sueños,
vuelos de esperanza
avivados de recuerdos,
vientos que viajan
cargados de sentimientos,
en brazos de una luna
llena de bruma
 y trampantojos de alborada,
que se reflejan
en tu cálida mirada.

Imagen: David Walker

Háblame De Tus Días



Háblame de los días de lluvia
que se encierran en tu corazón,
de cómo se masca la alegría
en el fondo de la desazón,
háblame de las horas que te extirpan
los pájaros de las duda sin consuelos,
plumíferos bailarines canta miedos
que disfrazados de diario se llevan
hasta los divanes en que se asienta el honor.
Háblame de como equilibras la dignidad
entre tanta injusticia a soportar,
donde asías tus manos carcomidas de voluntad
y ensangrentadas de tanto esperar.
Háblame del frio que llega al alma
en cada maldito despertar,
háblame de la incertidumbre
que se hace pesadilla
en los sueños junto a la mesilla.

Dime como te enfrentas a los muros
que nadie te deja trepar,
como subes los peldaños
por los que viviendo quieres avanza.

Háblame de como pintas tu sonrisa
y disimulas en tu cara mil risas
que les hagan olvidar,
que hoy no es el día de esperar,
que hoy es el día de dejar pasar,

pasar y esperar, pasar y esperar…

Ecos de Noche. (Soneto)



Sortilegio de una luna enamorada
lagrima de luz perdida en la alborada,
destellos de amor con los ojos cerrados,
ecos de noche en besos ensimismados,

Sabana de azahar bien almidonada
sobre la que descansa tu piel dorada,
cuerpos en delirios de amor entregados
ecos de noche, mimos engalanados.

Ecos de noche a lo que quiero mecer,
vientre de luna en el que dejo yacer,
claveles rojos puestos a florecer.

Ecos de noche vestidos  de placer,
voces suspirando de hombre y mujer
palabras de amor, vuelos de amanecer.


Imagen: Moonlit Night by Christian Schloe

Las Tinieblas del Espiritu



La tiniebla es un linde imperfecto
al que se acercan los noctámbulos
que no obedecen a sus sueños.

Morir con el triunfo en los zapatos
y un as oculto entre las mangas,
dejando un camino de balas incendiadas
y de recuerdos mártires e ingratos

Los laureles se cuelgan al cuello,
vislumbrando la satisfacción
de los que se atiborran de vacío
y se enturbian de mieles el corazón.

Olvidar el sacrificio de la necesidad del dar
conmutar la alegría del espíritu satisfecho
por la esperanza al servicio de vicio,
ignorando que la satisfacción se alcanza en amar.

La tiniebla es bruma blanca y perfecta
a la que se acercan los noctámbulos
cuando en su sueño no hay intención,
solo la esperanza serena
de alcanzar la forja de una ilusión.

Imagen: Human by Trëz Art

Palabras en el Cristal



Lo imaginario espera las oportunidades
de colarse entre los corazones,
de todas las distancias,
la que me separa del cristal,
sigue siendo la más corta
para poderte con un verso besar;
el rayo zumba y quiebra la tarde
desviando mi atención
y el presente es ahora,
mientras,
las palabras como la niebla
se levantan frente a la lluvia
y aparecen entre la humedad
de una caricia que se desliza,
tras la voluntad
caprichosa de mi dedo,
por el cristal de mi horizonte
en el empaño,
la palabra es mágica
y se revela ante la luz
sin mutilaciones
que la angosten para siempre,
tras de sí,
mi reflejo impertinente
y mis ojos que necesitan sostenerse
porque la palabra
se fija al cristal
y toma sentido inminente.

Nace un poema transparente
frágil como el cristal,
que reina entre los silencios
que encadenan las palabras,
para vivir entre los ojos
de los que quieren acariciar,
hasta lo más sensible e íntimo
de mi voluntad.

Hay asfixia en el poeta
angustia por terminar,
la musa besa el corazón
y las palabras derraman una lagrima
que no tendrá punto y final.

        ¿Quién escribió palabras en el cristal?

Imagen: Autor desconocido.

El Mar Se Llevó Tu Corazón.



Las olas llevan su cantar
y tú sentada en la arena,
¡hay carita morena!
solo las sabes escuchar.

Dicen que partió al amanecer,
que se llevó guardado el juramento
de un quebranto de lamento,
tatuado en la piel de su querer.

Solo el mar fue testigo de su partir
no hubo lágrimas a su despedir,
solo una luna triste y desolada
que ilumino una estela blanca y dorada.

Las olas llevan su cantar
y tú sentada en la arena,
¡hay carita morena!
solo las sabes escuchar.

Voló olvidando el calor de tu lecho
por el celo pueril e incesante,
que hasta a los más bravos amantes
llena de hastío y desconsuelo.

El mar se llevó tu corazón
enrolado en un barco de polizón
y con el partieron encadenados
los placeres de tu espíritu mutilados.

Las olas llevan su cantar
y tú sentada en la arena
¡hay carita morena!
solo las sabes escuchar.

El tiempo es espera incesante
tardes a la orilla del mar
tú eres crepúsculo sin saciar
olvido perpetuo del verbo amar

A las aureolas de un mar de azul vestido
cada tarde cantas tu a solas
un cantar que se marcha en las olas
ondulante mensaje sin destino.

Las olas llevan tu cantar
y tú sentada en la arena
¡hay carita morena!
solo las sabes escuchar.

El mar ya nunca traerá tu corazón
pues solo Neptuno sabe
lo que tiene callado Poseidón.

The mermaid song...  by  Rowiel