El Silencio Del Piano (Encuentro Literario)



Yo no sé si soy un hombre disfrazado de poeta o tal vez un poeta que tomo posesión de este cuerpo de hombre,  quizás mi corazón no necesita la fecundación de la conciencia, yo sé que los atardeceres sangran palabras y que las noches, bueno… las noches son para ti.

Mi deseo florece a la luz de la luna y espera sentado delante de un piano en el que pongo mis dedos despertando notas de esperanza, quisiera borrar mis pasos en la tarde, tras los vaivenes  de mi imaginación que se embelesan mecidos entre las corcheas que desvirgan mis dedos y los silencios de las fusas, donde cobijo mi mirada mientras suelto amarras a la luz de una luna plateada, tan romántica como inalcanzable, que en el comienzo de la noche entra por la ventana y que acaricia las mejillas de tu cara de musa, tu bella cara de musa.

Pero estas hay sentada, con la sonrisa terciada hacia mí, humedeciendo tus labios con la punta  de tu lengua, jugando entre la contraluz de esa luna maldita que besa tu piel, ofreciéndome generosa e inmaculada la belleza de tu cuerpo desnudo y tus ojos se cierran perdiéndose en el abismo en el que tu cabeza se contonea, bailando una danza perfecta entre tus hombros al compás de las polifónicas notas de este piano.

Los acordes suenan, mientras cierro los ojos, cancelando la conciencia y desnudando el pensamiento,  ahora hablan la música y los sentidos a través de la imaginación de un hombre poeta o de un poeta convertido en hombre, se revela el instinto en el tacto de tus manos acariciando mi cuello, mientras, cruza ligero  como un rayo de hielo que escarcha en unos segundos esa odisea ardiente que provocas y cruza por mi interior.

Poderosa como nunca, me licitas casi tan trémulo como efímero un beso en mi nuca, mientras tus manos se deslizan serpenteando sobre mi pecho hasta conseguir la catarsis de las ultimas notas de este piano que calla en silencio, cuando mis manos huyen alentadas por el deseo de sentir el tacto de tu piel y en la penumbra el deseo se hace beso, ardor y entrega  y en el silencio mueren las notas de una melodía imaginaria que hace que en  la noche se olvide la música y surja el encuentro dictado de una musa y un poeta inspirado. 

Imagen: Extraída de la red. 

18 comentarios:

  1. Hombre poeta o poeta venido a hombre, lo que importa es el sintiente, el que acaricia el cuerpo de una mujer creando la más hermosa y sublime melodía ,
    Precioso tu texto y tu manera de narrar
    un beso y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre escribiré de la mujer con todo el respeto y la belleza que permita mi humilde condición de aprendiz de poeta, mi poesía es y sera siempre una caricia a los sentimientos y el amor.
      gracias por estar, besos y feliz semana.

      Eliminar
  2. Bellas letras cargadas de sensualidad, como la melodia que acaricia
    el sentimiento

    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Slave la sensualidad es una bella cualidad tanto interior como exterior que debemos aprovechar en la seducción y que los que escribimos debemos potenciar y resaltar.
      Feliz semana.

      Eliminar
  3. El deseo hecho música entre los acordes de una espera : Musa y poeta en osmosis.

    Imaginación, catarsis y Magia!!

    Un abrazo Agapxis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo una musa que te encandile es capaz de conseguir esa osmosis de imaginación, catarsis y magia.
      Un abrazo Zarzamora.

      Eliminar
  4. Maestro poeta, si me lo permite. Quedo encantada de esta entrada, Agapxis.
    Baila ante mí una imagen única, suena una melodía imaginaria y si cierro los ojos... veo al poeta y a su musa.

    Un abrazo, amigo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auroratris, dejemoslo tan solo en aprendiz, los maestros son inalcanzables genios de los que aprendo y admiro yo tan solo soy feliz logrando transmitir un poquito de lo que pasa por mi imaginación y si consigo que lo veas, caray! me doy por satisfecho.
      Un abrazo amiga escritora.

      Eliminar
  5. En el encuentro la entrega y en la entrega la unión de dos almas
    Precioso y más Agapxis, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ame es un lujo que me concedas un poquito de tu preciado tiempo, besos.

      Eliminar
  6. poeta y hombre, ambos perfiles en uno, ambos poderosos. Ninguno pierde, todos ganan. Me has brindado una grata lectura amigo. "Yo sé que los atardeceres sangran palabras y que las noches, bueno… las noches son para ti". Ufff, gran inspiración amigo...
    Un abrazo con admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si siempre hay alguna frase que se escribe sola naciendo de lo mas profundo y que esta hay esperando ese instante para florecer y creo que eso es la inspiración.
      Paty sabes que la admiración es mutua, yo admiro tus letras.

      Eliminar
  7. Tu musa inspira tus notas,
    las convierte en versos
    que tu devuelves a su piel
    en forma de besos.

    precioso, me encanta leerte y perderme en tu mar de sensaciones.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso lo que me dices, eso de, "me encanta perderme en tu mar de sensaciones" gracias para mi es un alago conseguir que eso suceda, es el fin de todo poeta.
      Besos maduixeta encantadora.

      Eliminar
  8. Bienvenida a mi humilde buró Carmen, gracias por esta halagadora huellita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Antes de comentarte, vuelvo a tragar saliva, cojo aire y lo expulso con intensidad hacia fuera, con un largo e inmenso suspiro... no puedo decirte otra cosa nada más que... tus palabras me han acariciado muy fuerte el alma entre las notas de tu piano, amigo Agapxis, la verdad es que se me hace muy dificil comentar esta entrada, me ha parecido la melodía tan sumamente intensa, tan profunda, que prefiero escuchar la música de tu piano y suspirar.

    Cada día me sorprenden más tus letras, esta entrada, sinceramente, me ha cautivado, me parece de lo mejor que te he leído hasta ahora.

    Yo creo que no eres un hombre disfrazado de poeta, yo creo que eres todo un poeta de los piés a la cabeza, por tu sensibilidad y buen hacer saber tocar el piano, saber llegar con las teclas de tus letras, saber hacer latir con ellas, transmitir en esta entrada ternura, musicalidad, exquisita y refinada belleza, pero sobre todo... arte... el arte que emana por tus venas, con el alma de poeta.

    Bendito sea tu piano, con los acordes que suenan de tus letras, impresionada me quedas en este nuestro encuentro literario.

    Un fuerte aplauso, un beso y mi total admiración, poeta del alma, y mientras yo... sigo escuchando la música de tu piano.

    ResponderEliminar
  10. Gracias María, me llena y adula tu comentario pero yo solos soy, como dice mi entrada un hombre intentando ser poeta, ya me gustaría a mi poder tratar la palabra como se merece y tener la capacidad de tratar el lenguaje sin limitaciones, para que las palabras que mi corazón consigue dictarle a mi cabeza brillaran en su apogeo.
    Gracias por tu aplauso amiga.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.