Gotas y Suspiros De Amor (Encuentro Literario)



La noche se estrellaba en el alba, las horas se desvanecían, como los vapores etílicos del vino, en las atalayas de un reloj de pared incapaz de avanzar al futuro.
Sobre la mesa yacía un cuaderno envejecido abierto de par en par junto a una copa de cristal ya casi vacía, columbrada por un beso de carmín que florecía a la contra luz de una vela casi marchita, el silencio era el impulso para abrir las brechas en la noche, que como  todas las noches se deshacían en arrebatos de insomnio, que la llevaban a plasmar girones suaves y adormecidos  de un amor extirpado que se resiste a salir de la esperanza de su  corazón.

Ella escribía sobre el blanco de unos renglones tenues e imperfectos, donde los espacios eran suspiros olvidados por los que se deslizaban gotas de amor que humedecían el olvido, de los suspiros  brotaban al compás de sus lágrimas versos insonoros y quebrados que tronaban como una tormenta seca en el eco de su silencio.

Y la noche se hacía imaginación, una imaginación preñada de realidad y abrazada a su corazón, la soledad se atenuaba en el vuelo de sus suspiros y en el rasgado de sus letras que con impermeables de seda se protegían entre la lluvia de gotas de amor que corrían entre los blancos valles del papiro saturado de gotas de amor,

Los versos se estremecían una y otra vez entre sus dedos, sobre las hojas blancas y enlutadas con cicatrices negras por las que se escapaban las palabras, como mariposas impolutas volaba la dulzura de los recuerdos de un amor imposible de olvidar, engendrado en las víscera latente que impulsaban por su sangre el veneno de la ternura y el deseo, que le robaban todos los días las fuerzas por seguir viviendo entre los claros de realidad.

La noche se hundía una y otra vez en los brazos del silencio y su mente se abrigaba entre las gotas de impotencia que se deslizaban por sus mejillas, cuando en su recuerdo se conjugaba el nombre propio de sus suspiros, en ellos se exhalaba la serenidad suficiente para abrir las ventanas de sus hoy desnudos momentos de felicidad.

Al ritmo de una sonrisa, casi arrojada con valentía sobre su cara y con la vista por encima de la llama de la vela, por donde el capricho del ambiente bailaba con su imaginación y trazaba humeantes dibujos que se desvanecían sin conseguir ir a ninguna parte, surgían  los versos de calma y las historias de aromas con sabor a pieles saladas, las fragancias de los besos tupidos de escalofríos casi ya olvidados, las miradas que estremecían y los susurros que la encandilaban, si,  allí se hacían eternos, ente el refugio cálido de sus manos y las inquietudes volátiles de su mente se forjaban líneas quebradas en los antojos de un silencio lleno de gotas de amor y suspiros.

“A veces es difícil olvidar las marcas
de un amor que late constante”

Imagen: Extraida de la red. 

15 comentarios:

  1. Un texto bellísimo. con figuras literarias muy delicadas . Un canto a ese amor que ya lastima aún estando. A veces, hay que cortar sin anestesia y sacar lo que duele. no es fácil.El corazón tiene tantos caminos que más de una vez se vuelven laberintos.
    Hoy, comentando en el blog de un amigo muy querido , vi una imagen que me estremeció. Alguien empujaba un corazón tratando de hacerlo entrar por donde él no quería. No se puede . Siempre el corazón elige.
    Te dejo toda mi admiración y un abrazo enorme.
    ¡Feliz semana !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maria del carmen, seguro que un corazón no entra donde el no quiere ni avanza sin que su amor sea correspondido, los que creemos en el amor como la base y cimiento de la vida, nos cuesta des hacernos incluso con anestesias de lo que se forja en el corazón incluso cuando nos damos cuenta que no hay correspondencia entonces nos vaciamos en una melancolía llena de esperanza la cual utiliza todos los recursos en su mano para poner cortinas de ternura que salven al yo del dolor y solo el tiempo y la ilusión nos llevaran a seguir adelante y salir de los laberinto.
      Un abrazo y que tu semana sea muy feliz.

      Eliminar
  2. No sé qué decirte, amigo Agapxis. Encantada, estoy.
    Leo y releo, y me admiro en cada estrofa, has descrito un momento con sumo cuidado, con la ternura que te caracteriza. Levanto la mirada y la puedo ver ante mí, sentada ante una copa de cristal y bañada con la tenue luz de una llama.

    Enhorabuena por tu don.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auroratris este por tu comentario, había una ida rondando en mi cabeza y al final salio el texto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Sin palabras y prendida de tus letras me has dejado.
    Has creado en palabras una imagen que transmite el estado de esa mujer, sus sentimientos, sus pensamientos...... en una situación que me es familiar.
    Escribiendo si esperar respuesta, sabiendo que no hay vuelta atrás, pero con el amor latiendo intensamente en el corazón.
    Te entrada de hoy es preciosa y me ha emocionada hasta casi las lágrimas.
    Como bien dices, a veces es difícil olvidar las marcas de un amor que late constante, y yo lo corroboro letra a letra.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manduixeta es que esta entrada se deriva y esta hecha un poquito de lo que me dejan y percibo en tus letras, o sea que hay un poco de inspiración en lo que tu escribes y en tu forma de sentir.
      Me alegra muchisimo que te guste y y que la sientas un beso.

      Eliminar
    2. Recoges sentimientos,
      los pones en el alambique de tu corazón,
      y destilas bellas palabras,
      que emocionan a los que te seguimos,
      a los que nos bebemos tus letras
      como un elixir para endulzar el corazón.

      me alegro de que mis letras hayan inspirado aunque solo sea una línea de tu maravilloso escrito.

      una lluvia de besos

      Eliminar
  4. Me sonaron muy tristes tus letras hoy
    con esa cancion de fondo mas aun ... emotivas

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Slave si lo ves a si, puede ser triste, pero yo diría melancólico con tintes de desesperanza, pero eso también esta en el día a día y por supuesto en mi musa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me sucede exactamente como a nuestra querida amiga, Auroratris, leo... vuelvo a leer... vuelvo a releer tu entrada, y ¿querrás creerme que no sé por dónde empezar a comentar? es que me has maravillado, amigo Agapxis, con tu texto, yo creo que, desde que te vengo leyendo, a mí me parece que cada día escribes más profundo, más bello, con intensidad, con más sentimiento a tus letras.

    Me parece estar viendo a esa mujer, a ese cuaderno envejecido, a la vela, escuchar al silencio en la noche envuelta en lágrimas, y suspiros volando desde la imaginación transcritas de emoción a las páginas en blanco en ese cuaderno envejecido.

    Y voy viendo desde las palabras escritas en tu texto, esos versos estremecidos de vida, de amor y ternura que le transmitían tanta fuerza, esos besos tupidos de escalofríos, y ese aire oxigenada que respiraba en la noche que le abrigaba la mirada del alma en el silencio relleno de sus renglones transcritos en ese cuaderno envejecido pero que tanta vida le daba a ella porque hay amores que quedan grabados para siempre en la piel y en el diario de la mente.

    Divino, una preciosidad de texto, del cual no quieres salir de él, porque te quedas atrapada y quieres volver empezar a leer.

    ¡Enhorabuena, amigo mío! la verdad es que si formara parte de un jurado, y tuviera que darte una calificación, te daría, sin lugar a dudas, Matrícula de Honor, porque está más que sobresaliente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Gracias María es el único honor es el de tenerte como amiga y poder disfrutar de este encuentro en el que los dos luchamos por sorprender al otro con sus letras y eso nos da la motivación para que salga lo mejor de nosotros, siempre es un placer colaborar contigo y contar con tu complicidad y amistad,
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Los caminos del amor y del desamor son inescrutables... ¿Como vencer esas atalayas que aún nos atan a un pasado?
    Ni el más bravo de los guerreros se libró de transitar por ellas.
    Pero pasar de ambos estados, y de uno a otro, es vida.
    Peor sería tener al corazón muerto...
    Un abrazo grande, Agapxis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo Zarzamora, que el corazón nunca se apague, que si se sienten los latidos, aún con dolor y melancolía nos mantiene con vida y nos lanza a la oportunidad de la esperanza.
      Abrazos Zarzamora.

      Eliminar
  8. Bonito blog.Verde esperanza y la música muy linda.Un gusto pasar por aquí y gracias por seguirme.Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susy sabes que desde hace tiempo sigo tus susurros y aunque parezca ausente siempre tengo un huequito para leerte.
      Saluditos.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.