Alas



Y ahora que me marcho
alumbran las palabras en tus labios,
mientras me voy desmembrado
quedo huérfano de tus brazos,
tu sentencia se hace tangible
me convertiré en runa indescifrable,
en el frio de un valle incierto
por donde vagare en desconcierto,
buscando el querer urgente
de los días pasados
que se quedaran si presente.

Y ahora que me marcho
me pones el verso en los ojos
y las razones gritan sus ecos
como depredadores al acecho,
de lejos el tiempo suena
el clamor de la necesidad
y en nuestra tormenta ya no truena
tan solo el exceso muerde fuerte la soledad.

Y ahora que me marcho
se me muere la vanidad,
germinan los besos
que perdieron su intensidad,
se me harán extraños
los latidos de antaño
y los tactos de tersura
por los que mi cuerpo
se estremecía temblando de locura.

Y ahora que me marcho
me desnudas en tus versos
y me arrebatas el corazón
tulles la alas de mi vuelo
y como un Ángel caído
pendo del hilo
de tu tentación.

Imagen: Duy Huynh

12 comentarios:

  1. Pensar en marcharse y desear quedarse y sólo basta un recuerdo para volver a ser nudo de su alma, placer y tentación
    Un beso, siempre un placer visitarte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descubrir que cuando todo esta acabado unas palabras te pueden abrir de nuevo las alforjas de la ilusión y creer en la esperanza, la que nunca habías reconocido.
      Y para mi un placer tu presencia, Besos Ame.

      Eliminar
  2. Tu poema me llega al alma, y la llena de nostalgia.

    una lluvia de besos dulce poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No por favor maduixeta míralo como un brote de esperanza un reconocimiento del amor aun en in extremis.

      Beso de lluvia.

      Eliminar
  3. Cuando se inicia un proceso de separación emocional, surge la nostalgia tal y como dices, Agapxis. Cómo reza una frase por internet: mientras la razón dice ya no más, el corazón busca una razón para quedarse.

    Un disfrute tu poema, amigo.

    Mil besitos, poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces es así Auroratris y en el fondo es que se rompen las relaciones por no escuchar y por falta de comprensión que ciega la conciencia y la vuelve sorda a los dictados del corazón.

      Besos.

      Eliminar
  4. Pero qué bellos tus versos, ésto sí que es arte, pero arte y belleza, amigo Agapxis, si es que transmites tanto versando que eres capaz de traspasar el alma de poeta con tus versos, nada más leerte, si a mí me fluye sola la inspiración, mis dedos no se detienen, caminan con tus versos, aunque esta vez, sí me quedo con copia, no sea que me pase lo del otro día que se volaron jaja. Gracias por seguir escribiendo, es un placer siempre leerte, amigo mío, que tienes alma de poeta. Un beso.



    Te marchas
    y siento el vacío
    en la sombra de mi alma,
    las horas se detienen
    el tiempo ya no existe,
    la luz se marchita,
    el silencio cruje.

    Te marchas
    y las nubes lloran,
    ya no hay amaneceres,
    ni esencia bendita,
    solo ausencia,
    derrota, soledad,
    martirio en las noches,
    tiniebla en los días,
    latidos secos,
    cuerpo disecado,
    temblando de frío.

    Y te marchas,
    y yo enmudezco entre mis versos
    y mis letras se quedan gritando,
    entre la soledad desnuda de mi noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito María y que sencillo lo haces, siempre me sorprendió la capacidad tuya de hacer poesía casi en directo, es un don que pocos tenemos y que en ti esta latente y constante. Gracias por tus palabras que me adulan y a la vez me llenan de autoestima, gracias de corazón.

      Besos.

      Eliminar
  5. Una divinura, amigo.
    Esa imagen maravillosa e inspiradora, Rosana cantando y tus versos ¡qué lujo !
    Visitándote he mimado a mi alma.
    Una entrada intensa, apasionada, amorosa. ¡me encantó !
    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me reconforta que pases por mi rincón y que te sientas agústo entre versos y música maria del carmen.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Una duda final que, según se resuelva, puede igual resultar en una bendición o en el peor de los errores... Cómo saberlo??

    Canto de sirena...?
    :/

    Besitos sin titubeos :)))))))))))))))))))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seducido por las palabras que lo hacen reflexionar y lo retienen tocando descubriendo que en su corazón no late la despedida, si no la necesidad de engancharse al amor.
      Besos.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.