Deslía.



Sentada bajo la luz conmovida
de una penumbra estremecida,
una mujer se reclina,
alargando sus brazos en disciplina
y deslía,
con soberbia
y sensual maestría
una media infiel
que seduce y viste su piel,
sube tensa y ceñida,
negra y persistida,
burlando al tiempo
que entre guiños de consentimiento
descansa en coqueto juramento,
arrogante la fina  redecilla,
trepa sobre su rodilla,
Gesto privado de un atardecer
donde se estira la pierna de una mujer,
por la que se alza desplegada
la media descarada,
que abraza el tímido desnudo
de la piel secreta de un muslo,
y al final de su encrucijada 
la piel se embellece apretada,
más en caricia agasajada
la mano la recorre
desde la punta, al borde,
para dejarla bien estirada.

Media que fue infiel
mientras cubría de tu pie la piel,
ahora vistes la belleza altanera
de una mujer de primavera.

15 comentarios:

  1. Con que maestría y sutileza describes un instante que al leerlo se hace divinamente sensual
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay instantes que son preciosos, tanto como para describirlo, mas que con maestría ( me halaga) con un toquecito de sensual coquetería.

      Besitos.

      Eliminar
  2. Nunca había visto el gesto de ponerse las medias con esa mirada tuya, tan dulce y sensual.
    Me encanta. No volveré a ponerme las medias sin prestarles la debida atención.

    una lluvia de besos, dulce poeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente me gusta mas deshacer la acción, o sea describir como se quitan, esto lo dejo pendiente.
      Seguro que cuando vistas tus piernas de medias, te acordaras de este poema y aunque sea un instante sera mi logro.

      Lluvia de besos para ti.

      Eliminar
  3. Has bordado con hilos de plata la descripción de esa media insolente y descarada !
    Bellísimo !!
    un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mis pensamientos colgados siguen en la negra seda... JaJaJa,Gracias maria del carmen.
      un gran abrazo.

      Eliminar
  4. Sensualidad en tus letras como en la fotografia
    me ha encantado

    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustase Slave.
      Feliz semana para ti támbien.

      Eliminar
  5. Siempre me parecerá increíble lo capaces que somos para ver y hacer belleza de los detalles... Y a ti te queda, siempre, genial.

    Gracias, Agapxis, por tus palabras durante este tiempo de ausencia y tus ánimos.
    Gracias y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Niky, si hay alguna genialidad es la de sentir las cosas desde el interior con la serenidad de escuchar en los espacios del silencio y aprender de ellos.

      Es una alegría poder disfrutar de esta virtual amistad nuevamente, mi deseo que las cosas funcionen un poquito mejor para ti Niky.
      Bienvenida de nuevo,el agradecimiento es alegría, la alegría de volver a leerte.

      Eliminar
  6. Preciosa tu poesía, y muy original...

    La imagen también muy bella.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Qué rabia me ha dado que mi comentario, el que te dejé ayer, haya volado, que ni sé a dónde habrá ido a parar, pero bueno, te escribo otro, aunque ya no sea ya ni parecido.

    Elegancia, y sensualidad refinada en ésta entrada, con esa imagen de lo más erótica, y tus versos, tan sensuales, y siempre tan inspiradores, en los que nunca había leído un texto igual tan delicadamente escrito como lo has hecho tú con tanta maestría en el cuidado de ponerse unas medias cubriendo esa piel tan tersa acariciada por esas medias negras, y aunque ayer se volaron los versos que te escribí, hoy te vuelvo a dejar otros, aunque sean distintos, siempre desde la inspiración de tus versos, y ésta vez sí me quedo con copia por si las moscas jajaja.

    Un beso.



    Suavidad en el tacto,
    caricia secreta,
    movimiento refinado,
    elegancia palpable,
    deslizándose la media
    abrigando su muslo,
    seduciendo su cuerpo,
    reflejado en el espejo
    tensando su femeneidad
    se deslumbran sus curvas,
    siendo observada por unas pupilas,
    en la mirilla de la mañana,,
    entre la desnudez de su cuerpo.

    ResponderEliminar
  8. Si pudiera trepar hasta tu alma para recobrar tus palabra,si pudiera tocar tu recuerdo para saborea tu vuelo, me sentiría redimido de este involuntario problema sucedido.
    Mas quizás no merecido, me dejas dama versadora, tu prosa mimosa, aduladora y hermosa y un vuelo de versos cautivadores que a mis mejillas ponen colores.

    Gracias por tu precioso comentario María, gracias corazón.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué encendida mirada la del hombre, que en sencillo acto de ponerse o quitarse las medias la mujer,despliega un alud de sensaciones eróticas!...
    Y las has expresado en el poema con cautela, de forma sugerida que es la esencia del erotismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.