Perder Tus Ojos



Se lo que es el dolor de perder tus ojos
ver tu espalda enseñándome el silencio,
tirar la palabra al abismo deshabitado,
que viste de negro los deseos desterrados.

El corazón se hace intruso en la noche,
absurdo como la terrible espesura,
de las cenizas de una callada derrota
que con sigilo te pone la tristeza en la frente.

Y los labios se agrietan de soledad,
se escarchan los besos en la eternidad,
de un feudo dilapidado de ternura
donde sangra la agonía de la impostura.

12 comentarios:

  1. Un placer volver a leerte, amigo Agapxis, y aunque es un poema triste, me ha encantado, porque veo eres capaz de hacer de la palabra el arte y la magia vistiéndolas de mil colores.

    Sentir el desgarro de la soledad, los labios ensangrentados de dolor, la ronca agonía, el corazón roto en mil pedazos, encontrar la espesura de la niebla en la mirada, sentir las cenizas esparcidas por entre las calles de la amargura, el desgarro de la tristeza que hace perder la palabra...

    Mi admiración y un beso, Poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María cuando el sentimiento anida en el alma, los gestos de la vida se detectan con sensibilidad, afloran las palabras unas veces con ímpetu y satisfacción otras cargadas de verdades entristecida que conmueven nuestro espacio.

      La vida se hace poesía, la poesía es así, vida.
      Un beso amiga.

      Eliminar
  2. El silencio como castigo, es un silencio que duele, que nos grita lo que no queremos escuchar. El silencio de quien queremos, es un silencio doblemente duro. Pero la magia de los actos, la música, las palabras dulces, el perdón, son recursos siempre a mano. La peor derrota es quedarse en la cómoda incomodidad de no hacer nada por aquello que nos aflije. Excelentes versos amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón Paty, siempre hay un recurso de entrega y un no "pedir nada" a ese silencio que duele y que nos inmoviliza en la comodidad de no luchar por lo que se quiere.
      Gracias por estar y un saludo.

      Eliminar
  3. El desgarro de la soledad, la tristeza de la ausencia....
    Sensaciones conocidas.... intensamente.
    un precioso poema, una preciosa forma de decirlo.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es, Maduixeta, hay momentos que los gestos se magnifican y duelen, pero si hay un corazón leal a lo que se quiere, el dolor se supera.
      Una lluvia de besos para ti.

      Eliminar
  4. El dolor también es poesía, la pérdida, el abandono... arranca el sentimiento más sincero que llevamos dentro.
    Aunque tristes son tus versos en este poema, no dejo de maravillarme por el dominio conseguido para llegar a mí, cómo lo hacen.
    Las cenizas de una callada derrota
    que con sigilo te pone la tristeza en la frente.
    Chapeau!!!

    Mil besitos, amigo Agapxis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto la vida es poesía, la podemos hacer poesía, embelleciendo cada instante, cada momento, el dolor es poesía y por ella se escapa y se suicidios llegandose a entender y superar, que mejor terapia que "llorar palabras en un pañuelo de papiro"
      Besicos.

      Eliminar
  5. Cuando la pasión se apaga , comienza el terrible descenso del amor.. tal vez quede el cariño , solo tal vez..
    Un poema con una delicada ternura
    Un beso dulce y mis mejores deseos para esta semana
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la pasión no se acaba si dos no quieren, la pasión la acabamos nosotros cayendo en la monotomia y la comodidad, cerrandonos a poner puntos de imaginación y magia que sorprendan nuestras vidas, quizás este equivocado pero lo veo así.
      Un saludo MaRia.

      Eliminar
  6. Yo también sé lo que es perder su mirada... aún y con todo ello, habiendo sentido la angustia más apremiante por año y medio, el dolor más intenso, volvería a caminar cada uno de los pasos que recorrí, aún a sabiendas de su desenlace :/
    Siempre habrá valido la pena.

    Un fuerte abrazo, Agapxis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dice mucho y bueno de ti y de lo que sientes Nicky, yo no la he perdido del todo, pero a veces siento que es así y que no hago nada por recuperaela, es un egoísmo que inmoviliza y mata la magia y la imaginación con que debería enfrentar los días de entrega.
      Un abrazo.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.