Bajo Los Olivos.




En mayo no hay lirios en la senda que arrastra mi vida, camino debajo de los olivos de dolor, que con su sombra deleitan los placeres absurdos de la vida y florecen arrogantes como gigantes bajo las telarañas de la experiencia, en sus brazos se extienden las ramas que deberían proteger los miedos, pero las desilusiones castigan las injustas distancias que invocan las vanidades de los corazones.
Solo el tiempo es mi dios, el me dará y me quitara lo que me pertenece, y yo, a su merced, sembrare las voces de mi destino.

Lo que te viene se acepta, solo hay que tener la capacidad de comprender y perdonar. 


Imagen: Extraída de la red.

5 comentarios:

  1. Así es, amigo Agapxis, tenemos que aceptar lo que nos venga en la vida, no queda otra, y aunque a veces, caminamos sobre las espinas, otras veces, sobre pétalos de rosas, porque el tiempo es el encargado de todo, de suavizar los problemas, aunque nos vengan otros, pero el tiempo es nuestro mejor aliado, no hay más que esquivar las curvas intentando solucionar lo que nos venga, aunque no siempre se pueda, pero verás como pasará mayo, y vendrán otros meses de calma, y tendrás tiempo para respirar, para relajarte, y seguirás volando entre versos, y deleitándonos con ellos, porque tu voz nunca se apaga aún desde tu silencio sigue latiendo, porque necesitamos la voz de tu poesía, el eco de tu palabra, tu emoción versada, tu sensibilidad en prosa, tu intensidad en poesía, siempre.

    Gracias por tu tiempo, y por seguir sembrando tanta belleza en nuestras miradas, es un placer siempre leerte.

    Mi siempre fiel admiración, un aplauso y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la humanidad que corre por nuestras venas nos hace desfallecer,nos cansamos y agotamos y nos enredamos en los miedos que atenazan las dudas y entonces reventamos en punto y lugar hasta que nos desaturamos y conseguimos aceptar los retos que nos presenta la vida, entendemos que la importancia de las cosas la ponemos nosotros los miedos no existen si conseguimos abrir mente y corazón a ellos.

      Gracias María por tu apoyo y aliento que nutre esa parte de mi que a veces desfallece.
      Besos.

      Eliminar
  2. Las desilusiones son un lastre que nos hace menos llevadero el camino. aún así siempre atesoramos nuevos retos que nos impulsan a seguir caminando al frente

    Un beso y feliz inicio d semana

    ResponderEliminar
  3. A si es MaRía aunque nos cueste comprende en el momento, el camino siempre esta esperando con todo lo que queramos recoger de el.
    Un abrazo y un mucho de gratitud por venir.

    ResponderEliminar
  4. A si es MaRía aunque nos cueste comprende en el momento, el camino siempre esta esperando con todo lo que queramos recoger de el.
    Un abrazo y un mucho de gratitud por venir.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.