Espejos De Lunita


Quisiera prometerte
que no te olvido
y es que nunca recuerdo
acordarme de olvidarte.

Lames la distancia
de dos puntos interrogantes,
refugias al silencio
en tus ojos de terciopelo,
donde penetro sin respuestas
que convenzan a mis arterias,
quizás te gustaría que mi lengua
se entrelazara a tus "tequieros"
y que floreciesen las lilas
en el otoño de tus cielos.

Me mantengo abrazado
a tus "te extraño"
a los que pongo sonrisas
que se desvanecen con prisas
cuando las noches se los lleva
sin besos en sus esperas.

No sé si te desgarro
el tránsito de las horas
cuando te niego la corona
de este reino agreste y solitario,
por el que caminan
los vientos de mi corazón,
sabes que te ofrezco mi ternura
como un remanso
a tu huracán de tristeza,
que no te salvo de tu llanto
ese que moja tu cama de soledad.

Camino en el desconcierto
de no saber olvidarte
y pongo blasfemias a mi corazón
para que nunca te saque de su rincón

Y qué difícil es olvidarte
con las manos atadas de hablarte
y la misericordia implorando de escucharte.

Imagen: Brad Kunkle



5 comentarios:

  1. Bien puede decirse que la musa ha guiado tu mano, ha danzado entre las teclas de tu teclado, se ha reflejado en tu pantalla dejando patente su paso.
    Aquí puedo llamarte maestro poeta, y no quedarme corta.
    Me ha encantado la tela de ese sentimiento que has forjado en torno a los versos.
    Maravilloso, Agapxis.

    Y el broche de oro...

    Y qué difícil es olvidarte
    con las manos atadas de hablarte
    y la misericordia implorando de escucharte.

    Mil besitos de fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. A veces hay sentimientos que están hay y no se marchan, pero tienen que estar callados para no enfrentarse a otros.
    Saludos Auroratris.

    ResponderEliminar

  3. Preciosos versos, amigo Agapxis, eres la ternura personificada, la sensualidad hecha poesía, dibujas el arte en cada verso, me parece éste poema de una belleza impresionante y te felicito.

    Me quedo con éstos versos que son los que más me han gustado por su profundidad:


    Lames la distancia
    de dos puntos interrogantes,
    refugias al silencio
    en tus ojos de terciopelo,
    donde penetro sin respuestas
    que convenzan a mis arterias,
    quizás te gustaría que mi lengua
    se entrelazara a tus "tequieros"
    y que floreciesen las lilas
    en el otoño de tus cielos.


    Y en ellos me inspiro:


    Refugiada en el silencio
    donde escucha su eco
    llegando a lo más profundo del alma,
    entrelazadas las sangres,
    sintiéndose en la primavera de sus ojos
    las caricias que brotan
    penetrando en la sangre
    floreciendo la vida
    abrazando a su otoño
    sintiendo la flor en su alma.

    Un beso, Poeta.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por dejar tu inspiración amiga, todo para ti es gratitud, solo siento no tener el tiempo suficiente para seguir escribiendo nuestro encuentro entre letras que tan maravillosos versos nos ha dejado y para comentar tus preciosos poemas como te mereces, pero sabes que esto siempre al florecer de tus versos que cada día son mas bonitos y atrevidos.

    Un beso muy grande María.

    ResponderEliminar
  5. La intensidad de tu poema.... me ha dejado sin palabras pero llena de emociones.
    Me encanta.
    Una lluvia de besos

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.