Punzadas De Tortura



A veces, solo a veces
consigo convencer
a mis reflexiones
para que me puedan entender.

Si calculo el sentimiento
que corre por mi sangre
la proporción de desbordamiento
es un pesado lastre
del que no consigo liberarme.

En los atardeceres todo esta sereno
las palabras tienen argumento
y reafirman los matices del pensamiento
a veces ligeros y otras veces eternos.

Pero la noche viene con párpados cerrados
que ocultan hilaturas de volátil desdén
que se posan en mis sueños
sin puntales ni sostén.

Se cuelan las tesis entre mis venas
y recorren mi cuerpo transgredido
dejando las arterias llenas
de pensamientos confundidos
.
El sueño se embelesa de cordiales
intuiciones espontáneas y espirituales
que estallan lisonjeras y verticales
buscando la luz de mis manantiales.

Y brotan las punzadas de tortura
como un enjambre de misterio
donde aparecen las hilaturas
que salvan a los sueños. 

Imagen: de la red

5 comentarios:

  1. Volver a leerlo aquí, en tu buró... me parece todavía más precioso, más reflexivo... será esa música que acompaña a mi lectura, esas notas que vienen con tus letras...
    Qué grande eres, amigo poeta!!!

    Mil besitos y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana por tus palabras y mi agradecimiento por esta a vista de mis letras.
      Besitos y feliz semana

      Eliminar
  2. Nuestra mente pareciera a veces, ser distinta a nuestra alma. Si hasta creo que por momentos no se quieren. Qué importante es buscar el yo esencial, para calmar nuestros pensamientos. Un abrazo amigo, y gracias por tu mensaje cariñoso.

    ResponderEliminar
  3. La lógica siempre enfrentándose a los dictámenes del corazón, es así, hasta que conseguimos mirar en lo profundo donde espera la luz que ciegan las sombras que rodean nuestros ojos, es entonces cuando se consigue comprender, mas que eso, entender y acepta viendo la luz desde la forma correcta y con la calma suficiente para no adulterarla con milongas vanas que no nos llevan a nada.

    Un abrazo Paty y gracias a ti por estar.

    ResponderEliminar

  4. La noche se confunde
    entre sueños y pesadillas,
    volando las reflexiones
    hacia lo más lejano de mí,
    y pretendo calmarme
    inundándome de mis vuelos,
    haciendo de las horas
    las mejores coaliciones
    enredando mis pestañas
    entre los recuerdos palpitados
    ocultando extraños pensamientos.


    No te imaginas la alegría que me da volver a leer tus entradas, es como una fiesta para mí, quedarme acariciando tus versos y volando entre ellos, gracias por seguir escribiendo, gracias por seguir regalándonos poesía que brota del manantial de tu inspiración.

    Espero te haya llegado también el comentario de la última entrada, es que me dió error al publicarlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.