Sedúceme



Sedúceme al fondo a la derecha,
en un rincón de la noche,
con tu mirada tibia
de sorpresa impredecible.

Sedúceme a si, despacito,
como el tic, tac de un reloj sin tiempo,
que en la vigilia del asombro
hace vacilar al sueño.

Entrégate, con toda la imaginación de mujer,
arde, sobre la calle abierta de mi anhelo,
camina, como nadie más que tú lo sabe hacer,
rompe las ataduras que me amarran a este suelo
y haz que sienta tu capricho convertido en placer.

Entrégate al desliz sigiloso y profano
por el que en mi pecho pelegrina tu mano
con la constancia audaz y desvanecida
que deja el tacto de tu caricia estremecida.

Sedúceme de cuerpo, alma y mente,
abre los cerrojos clausurados de mi pasión
que solo quiero tenerte,
mía completamente hacerte.

Imagen: El arte de la seducción (Hiperrealismo) - Omar Ortiz 




8 comentarios:

  1. Madre mía qué belleza, amigo Agapxis, me dejas sin palabras cuando te leo, ¡¡eres impresionante escribiendo!!!!!! es que no puedo decirte otra cosa, porque es lo que me sale del alma, que tus poemas agitan los sentidos, y erizan la piel.

    Te felicito por esta joya, porque en la seducción está el arte de la escritura, y de tus versos solo pueden salir joyas.

    Tus versos me inspiran mucho mucho...

    Un aplauso y un beso.

    ResponderEliminar
  2. Unos versos bellísimos. Un canto a la pasión con extrema delicadeza. Esa finura es lo que me "seduce"en tus letras.
    "Sedúceme de cuerpo, alma y mente"
    Esta es la verdadera seducción .Acá está el arte de seducir . Puro amor y una alta dosis de ternura. PERFECTO !
    Toda mi admiración, poeta querido.
    Un abrazo enorme. Y el deseo que sigas creando tanta belleza y excelencia.
    Leerte siempre es un gozo para mí. GRACIAS.

    ResponderEliminar
  3. Te dejo este regalo.

    CUANDO DESPIERTEN.

    Trata de guardarlas, poeta
    por más que sean pocas
    aquellas que se detienen
    Las visiones de tu amor
    ponlas, medio ocultas, entre tus frases.
    Trata de retenerlas, poeta
    cuando despierten en tu mente
    en la noche o en el fulgor
    del mediodía.

    Constantino Cavafis.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Perfecta armonía entre la imagen y el poema, entre las palabras y los cuerpos.
    Un beso integral, como el pan.

    ResponderEliminar
  5. Si le pides la seducción de esa manera, mi querido poeta, no habrá negación. Entre tus letras y la seducción hay un secreto escondido, tú le hablas bajito y ella hace el resto. Un poema lleno de matices tiernos dentro de esta oración. Precoso, Agapxis.

    Mil besitos refrescantes para esta calurosa tarde.

    ResponderEliminar
  6. Bello rincón para seducir...

    Impresionante la entrega que pides, cuánta belleza en ello.

    Tú también la seduces diciendo que abra los cerrojos clausurados de tu pasión. Eso sí que motiva.

    Me ha encantado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Estupendas palabras y una bella imagen... Un abrazo desde Murcia....

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.