Insinuante.



Te he visto tocarte despacio
detenerte y demorarte,
con insolente caricia silente
y sin atisbo de vergüenza esquivo,
la clemencia en tus ojos anidada
relamida de placer pretérito,
que se hace rayo azul en tu níveo cuerpo
sobre las aceras de una noche estrellada.

Eres mujer que se desarma
latiendo bajo una luna fecunda
para llegar al hombre que ama.

Te sabes paloma blanca
contoneada en una espera saciada,
transparente y decidida,
pendida del balcón de una tregua tibia
con la firmeza de quien se sabe
dominante duna de arena.

Te he visto mirarme de soslayo
con la mirada encendida y latente,
fingido pensamiento inocente,
mientras desciendes tu mano
al anhelo de tu vientre.

Buscas la contra luz de los matices
como un intruso ágil en mi sombra
y te muestras fuerte y soberana
ahogando los suspiros
con insinuantes y corporales lenguajes
que me lleva directo a tu cama
donde seré tuyo
y saciaras tu gana.


11 comentarios:

  1. Te he visto mirarme de soslayo
    con la mirada encendida y latente,
    fingido pensamiento inocente,
    mientras desciendes tu mano
    al anhelo de tu vientre.

    Sublime!!! Me has dejado sin palabras. No encuentro más que, sublime!!!
    Elegancia en cada verso, y yo... mecida en ellos.
    Me ha encantado leerte con esta sensualidad, poeta.

    Mil besitos de refresco para esta calurosa noche de verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que nunca te dejaría sin palabras, tu inventarías otras man bellas y perfectas para definirlo.

      Mil besos y disfruta de tu relax.

      Eliminar
  2. Un poema delicioso donde la sensualidad de la mujer se desborda en tus letras ..
    ese deseo del deseo
    esas miradas lascivas
    esas manos que acariciando piden caricias
    piden piel
    .. piden saciarse la sed

    un beso poeta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piel, es que me encanta ese espacio que tan bien administraís las mujeres, esa indiferencia cargada de necesidad, en la que se os sale todas las armas de seducción y a la que pocos podemos resistir.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Belleza y sensualidad en tu forma de mirarla.

    Es hermoso el amor, cómo no desamarse…

    Un juego de amor precioso el vuestro con esa entrega final.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el amor y en las relaciones las monotonías son asesinas silentes que nos arrollan con lentitud y que acaban destrozando, si se rompen con gestos quedan vida y color, la armonía se hace perfecta, quizás no sea la solución para llegar lejos, pero hará que el camino sea mas bonito divertido y por consiguiente mas largo.

      Basos

      Eliminar
  4. Pones toda tu alma en cada uno de tus versos, amigo Agapxis, parece que hasta suenan en ellas los latidos de tu corazón, y se deja entrever el deseo, y las emociones, que al leer tus versos, nos llegan, la verdad es que se te dan genial los poemas eróticos, y lo estás demostrando una vez más con ellos, te felicito, una vez más, por tu manera de transmitir, ya es que me faltan palabras para tu poesía, y me quito el sombrero ante tanta sensualidad que hay en tus letras, poeta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi querida y admirada amiga María,gracias por tus palabra, que ni decir tiene que son un gran tesoro para mi, quizás ese erotismo que tanto incita y excita se hace elegante con un poco de ternura y sentimiento, que al final son las bases del amor y a quien no le gusta el amor.

      Un beso mi querida Poetisa.

      Eliminar
  5. Hola, primera vez que visito tu blog, muy insinuante, muy hermosa palabras...
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Santadiabla, bienvenida a mi rincón de poesía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Una elegante sensualidad, letras que dicen tanto e insinúan mucho más. Te felicito por abordar este tema con sutileza y arte. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.