....................................................

Amapolas Encarnadas.



Yo que rastreo la inaudita
lozanía de tus palabras,
llenas de hemorragias conquistadas
en el énfasis de una gracia invicta,
me detengo a la sombra de una luna
invertida de cócteles de amor,
para ver la caída temprana
de tus cabellos en el reflejo del tocador,
el cristal precipita tu espalda
y la luna ilumina tu cara
y en su reflejo se queda condensada
la llama que ardió en la madrugada.

Hostiles se apaciguan los ecos
de los sonidos que derrotaron tus ganas,
mas yo cierro los ojos
sentado en el alféizar de esta ventana
y en el túmulo de la claridad del alba
me suicido con mi sermón de desidia pagana,
se zurcen en puntadas tus palabras
a tus labios enganchadas
y nace el silencio de las hemorragias
como amapolas encarnadas.

Me Hago Sustancia.



Soy tan leal a tu rutina
que cada noche me hago sustancia
y me meto en tu poema
para bajarte las bragas,
me gusta el olor a tu sexo
el que desprenden tus palabras,
tan lejanas de las voces contenidas
que crispadas de lujuria
se quedan mártires en el sótano de tu virtud,
mi lengua es rápida
para los instintos primitivos
por los que se quebranta
tu tersura en mi garganta.
Dime que no es verdad,
que no soy otro mendigo más,
esperando cerrar los diques de tu mar
o abriendo los azahares
de tu pasión sexual.

Te esparces por los abismos
de las manos que te esperan,
mostrando tus hechuras
dispuestas a ser laceradas,
en cada uno de los andenes sagrados
a los que tu sangre satisface
en susurros de pasión.
Adoras los ríos que te llevan lejos
envuelta en pócimas de imaginación
que seducen a tus ojo, a tu piel
y llenan tu lengua
de brebajes de fina miel.

Ya no tengo calma en mi sentimiento…


… yo inmóvil y en silencio
me consumo en cenizas,
esperando que el viento,
quizás tu viento,
me borre de tu eternidad.


Imagen: Tomada de la red

Mares De Soledad.



No soporto este castigo de tu ausencia
ni la tregua que le das a mi derrota,
mi verso pierde su estela indómita
y se satura de viva indolencia.
Tú te llevas mi tiempo
a jirones de olvido
y me deja instantáneos mares de soledad
sobre los que navega mi ansiedad,
la guillotina de tu silencio
cae a lentas briznas de orfandad
su miso navego en este mar de oscuridad
como un expatriado al que solo le queda tu piedad.


Imagen: Extraída de la red.

Sinfonía.



Al borde de la cama posas desnuda
cernida al ojo de mi sombra conmovida,
te recoges en un matiz pleno de silencio
al desvelo de un destierro prometido,
me propongo un asalto a tu figura
desde esta promiscua llanura,
en la que se debate una aventura
en claves de deseo sin partitura,
la música suena clara sobre tu pecho
donde soy diablo al acecho
de una erecta y húmeda sintonía ,
que a lengua acaricia la aureola
de tu mamelón en sinfonía.

Te haces fuerte en tu tiempo y compás,
quieres que yo vaya donde tú vas
y me pones un bemol en el camino
que baja a tu infierno como destino,
un acorde de forte e intensa locura
absorbe el aspergió roto de mi calentura
y me inundas de corcheas de pasión
en esta sinfonía de seducción.

Imagen: Nephalem - Anja Millen-

Palabras Blancas.



El viento se lleva la tarde
un soplo rasga sus tules
anhelos inocentes y azules
de una quietud deseable.

Vuelan las palabras blancas
como alondras en un viento de emoción
pureza y amor en piedades sagradas
hacen noche en el corazón.

No llores como un ave sin nido
con leves rumores y suspiros
que en la noche los miedos se han recogido
y a la luna una nana en sueños ha vencido.

Imagen: La Vish Languih -Leslie Ann O´Dell-