Perdida.

Blueabyss 17 404


Tú no te das cuenta
que te has perdido en tu regreso,
que no has borrado la huella
sobre la arcilla de aquel universo,
te descubriste mujer
con la lentitud de olvido
y en las mieles de mi ser
lamiste la esclavitud de mi sentido.

Construyo castillos de devoción
a la sombra de tu cuerpo desnudo
y en tu llegada descubro
una danza de conspiración
que seduce y desgasta
mi orgánica demencia
y la reduce a cenizas de impaciencia.

Me propones tus pechos
ofreciendo tus pezones
y enredo mis sueños
en su aureola de sensaciones,
viaja inconclusa mi lengua
hacia el monte de venus
demarca un rio de arena
y vence el muro de tu aliento
con un gemido al viento.

Vuelves perdida de tu universo
en la arista de un éxtasis de tu sexo
que prolonga placer en el retroceso
con la mezcla de dos lenguas en un beso.

7 comentarios:

  1. Hola poeta !
    Has bordado un huipil con piedras preciosas. Brilló la pasión que arde,
    la sensualidad que gime , la sexualidad al rojo vivo.
    Un poema fuerte y rotundo. Felicitaciones. Yo no sabría pintarlo aunque no siempre
    tuve setenta y tres años.
    Un abrazo gigante

    ResponderEliminar
  2. uuffffff Agapaxis me encantó!! ese viaje sutilmente apasionado, entre sus pechos y los labios de un corazón ardiendo, ha sido final mágico y extasiado que bello !! Versos dulcemente eróticos y románticos !!!, besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  3. Bello y exquisito viaje, aquel de dos cuerpos que se aman…

    Precioso… Un placer leerte…

    Bsoss!!

    ResponderEliminar
  4. Un viaje lleno de erotismo, me ha encantado

    Que tengas un feliz dia

    ResponderEliminar
  5. un poema con preludio que concluye en el éxtasis exquisito de las lenguas enredadas y los cuerpos saciados

    un gusto y un placer perderme entre tus versos

    besos y buena semana

    ResponderEliminar
  6. Tus versos tocan el alma...

    No tengo palabras para expresar lo que se siente al leer tanta belleza.

    Precioso!!! Un sentimiento hermoso el tuyo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Es la piel la ofrenda cimentada sobre la cima del latido que besa redimida tu boca y la lengua en la esencia divina que dibuja un paraíso eterno crucificado en los sueños.

    Un placer leerte.

    Un beso, Poeta.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.